30 de enero de 2015 / 02:14 p.m.

México, D.F.- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, informó que la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa se debió a acumulación de gas; sin embargo, los peritajes están en curso y las indagatorias no descartan una posible negligencia.

El estallido generó daños en 70 por ciento del hospital y dejó tres muertos, dos menores y una mujer, así como 72 lesionados, de los cuales se reportan 14 graves, aunque están hospitalizados.

Todos reciben atención médica en diferentes clínicas del GDF, Ssa, Seguro Social, Issste, Cruz Roja y particulares.

En conferencia de prensa, en un predio baldío aledaño a la zona del accidente, el mandatario capitalino mencionó que esa versión será comprobada por los peritajes que ya realiza la procuraduría local.

Al ser cuestionado sobre qué ocasionó el daño en el hospital, dado que la pipa no explotó, respondió que la explosión fue por "acumulación de gas".

Mancera ofreció su segunda conferencia de prensa luego de reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, con quienes visitó a 10 mamás y a sus bebés que sufrieron lesiones.

Explicó que platicó con el Presidente sobre la rehabilitación del hospital lo más pronto posible, ya que es un punto estratégico de atención hospitalaria en la ciudad".

Además, se instruyó a Protección Civil para que  evalúe y revise los domicilios cercanos a la explosión para hacer un inventario de daños.

"Vamos a seguir muy pendientes, cada uno de los titulares tienen encomiendas precisas, el gobierno de la ciudad sigue al frente de esta tarea".

La Secretaría de Desarrollo Social instaló cuatro módulos de atención en las inmediaciones del Hospital Materno Infantil, así como un comedor social con 3 mil raciones de alimento caliente.

Además, atendieron a vecinos de la calle 16 de Septiembre y a alumnos de la secundaria diurna 211, Antonio Caso, por crisis nerviosas.

LA ALERTA

La alerta de la fuga de gas la lanzó el director de Bomberos del DF, Raúl Esquivel, conocido como Jefe Vulcano, a través de su cuenta de Twiter a las 7:01 de la mañana del jueves:

"16 de Septiembre esquina Mariano Escobedo en la colonia Contadero, en Cuajimalpa, reportaron fuga de gas, ya estamos cerca del lugar".

Unos 15 minutos después, en punto de las 7:15 am, tuvo registro el incendio por acumulación de gas, cuya magnitud fue captada con el celular por Guillermo Aviña, quien se dirigía a dejar a su hija a la escuela cuando se percató de la movilización de patrullas y bomberos.

"No había gente saliendo. Había nada más como tres o cuatro personas afuera, en la entrada, son las que salen en el video", mencionó.

ABREN INVESTIGACIÓN

El procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza, señaló que en el momento en que se detectó la fuga se activó el protocolo respectivo y hubo una evacuación en el hospital.

Versiones preliminares establecen que el personal de la pipa llegó al hospital para abastecer de gas, que un operador subió al primer piso con la manguera y la fuga ocurrió en la válvula cercana al vehículo de la empresa Gas Express Nieto.

"Se detectó una nube de gas que se reportó y llegó oportunamente el Heroico Cuerpo de Bomberos", dijo el procurador.

Los operadores de la pipa Carlos Chávez, Julio César Martínez y Salvador Alatorre se encuentran hospitalizados y en calidad de detenidos, aunque ninguna autoridad confirmó si alguno había declarado.

El procurador informó que se abrió una carpeta de investigación por “homicidio y lesiones culposos” contra quien resulte responsable por la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa. Además, adelantó que se indaga una posible negligencia durante la operación para intentar evitar la fuga.

"Vamos a esperar a lo que los peritos nos digan del estado de la pipa, que es muy importante, pues es donde se origina la fuga", dijo.

Antes de la explosión, en el hospital laboraban en ese momento 110 trabajadores.

HERIDOS RECIBEN ATENCIÓN

Locatel reportó, hasta el cierre de esta edición, que los heridos se encuentran en la Cruz Roja de Polanco, los hospitales Xoco, Balbuena, Enrique Cabrera, Pediátrico Legaria, Rubén Leñero, Ángeles Mocel, Centro Médico ABC Santa Fe, Pediátrico Tacubaya y Adolfo López Mateos.

En su página de internet y por teléfono proporcionaron los nombres de los heridos y muertos.

De igual manera en el Hospital General, el de Gineco-Obstetricia del IMSS 4, el Instituto Nacional de Rehabilitación, y la Unidad de Medicina Familiar y la Unidad de Atención Ambulatoria de la Delegación Sur 42.

La mayoría de los pacientes afectados fueron trasladados al Centro Médico ABC de Santa Fe, en total 31, 17 bebés recién nacidos y 14 adultos.

Héctor Manuel Montiel, director de Urgencias del ABC Santa Fe, señaló que 10 de los bebés se encuentran hospitalizados junto con sus madres y podrían ser dados de alta en el transcurso de hoy.

En tanto, siete menores se encuentran en la Unidad de Terapia Intensiva e Intermedia. Seis llegaron en calidad de desconocidos, debido a que a muchos se les cayó la cinta de identificación con el nombre de la madre.

Los familiares efectuaron el reclamo de cuatro, por lo que fue necesario que un equipo de genetistas se diera a la tarea de realizar pruebas de ADN para confirmar la paternidad.

Uno de los pacientes que tiene más de 90 por ciento de quemaduras en su cuerpo es el camillero Jorge Luis Tinoco Muñoz, reportado grave, de acuerdo con el secretario de Salud local, Armando Ahued.

Tras acompañar al presidente Enrique Peña y al jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera en un recorrido por el Centro Médico, la directora de la Fundación Michou y Mau, Virginia Sendel, anunció que ya gestiona el traslado de un bebé prematuro de dos meses que tiene quemaduras graves en 60 por ciento hacia un hospital de Galveston en Texas, Estados Unidos.

Durante el día cientos de personas acudieron a diversos hospitales a donar sangre y artículos para los bebés. No obstante, las autoridades informaron que ya no era necesaria más sangre.

La destrucción de 70 por ciento del hospital propició que el Cuartel General del Alto Mando de la Armada de México activara el Plan Marina, en su fase de auxilio, mediante el despliegue de personal naval especializado.

La Policía Federal envió a 180 integrantes y unidades caninas.

Las autoridades informaron que la zona continuará acordonada y seguirá la remoción de escombros, ya que Los Topos descartaron que haya alguien enterrado.

 

FOTO: Especial

CON INFORMACIÓN DE FANNY MIRANDA, ILICH VALDEZ, IGNACIO ALZAGA, ERIKA FLORES, MARCO CAMPILLO, SILVIA ARELLANO, YANIRA FRANCO, STEPHANIE OCHOA Y EUGENIA JIMÉNEZ

MILENIO DIGITAL