ISRAEL NAVARRO Y ANTONIO VILLEGAS
25 de agosto de 2013 / 06:19 p.m.

México y Tabasco • El abogado Xavier Olea Peláez acusó al gobernador de Tabasco, Arturo Núñez de perseguirlo junto con sus colaboradores por defender jurídicamente al ex tesorero estatal, José Manuel Saiz Pineda.

 

Además, calificó como una "burla" y "patadas de ahogado" las acusaciones de la procuraduría estatal en las que afirman que el litigante es socio de su cliente.

En entrevista, negó tener algún vínculo con Saiz Pineda, que lo conoció en abril pasado, cuando el ex funcionario estatal contrató sus servicios.

 

Olea Peláez informó que analizará presentar un amparo ante una posible detención en la entidad. "Siempre que llegamos a Tabasco tenemos escolta y no se trata de una contratada por nosotros, sino una enviada por Núñez para tenernos vigilados".

 

Sobre las acusaciones en su contra, dio a conocer que presentó el caso ante La Barra de Abogados de México, para que ellos determinen las medidas conducentes.

 

El abogado confió en que la administración del presidente Enrique Peña Nieto haga justicia para su cliente y evite que quieran afectar su nombre y reconocido prestigio en el ámbito jurídico.

El viernes, el procurador de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas, informó que la dependencia a su cargo investiga al penalista por una presunta sociedad con el ex tesorero de Andrés Granier, recluido en una cárcel estatal.

 

La acusación a Olea llega tras una semana en la que el abogado mantuvo una disputa mediática con la contralora del estado y el procurador, quienes descalificaron al defensor de Saiz Pineda por afirmar que durante un careo la funcionaria estatal admitió desconocer el expediente contra su cliente.

 

De acuerdo con la procuraduría estatal, que cita declaraciones del procurador Valenzuela, "se sigue una línea de investigación sobre una presunta sociedad entre el ex secretario de Finanzas y su abogado Xavier Olea".

 

"El Ministerio Público está ponderando esa investigación, pues existe una fe notarial que da constancia de que en mayo pasado se dio un cambio de administrador, al cual se le otorgaron amplios poderes", aseguró Valenzuela.

 

El martes pasado, la contralora del estado, Patricia Jiménez Oropeza, acudió a una diligencia en la que ella afirma se le hicieron unas 40 preguntas, en tanto Olea sostiene que fueron más de 250, concluyendo dicho proceso la madrugada del miércoles.

 

Ahí, según narró Xavier Olea a los periodistas al día siguiente, la funcionaria estatal habría admitido que desconocía el expediente en el que se basan las acusaciones contra Saiz Pineda, pese a que ella firmó la denuncia.

 

"Creo que es muy positiva, la contralora señala que ella no hizo la denuncia, entonces pues firmó y no conoce bien el procedimiento y eso en síntesis, ella se basa en una auditoría y nos remitió a que los auditores nos contesten eso", indicó Olea Peláez.

 

Saiz Pineda permanece preso en el Centro de Reinserción Social del Estado de Tabasco, acusado del desvío de al menos mil 900 millones de pesos de recursos federales que llegaron al estado en 2012 y de los que no se tienen evidencia de su gasto.