10 de febrero de 2013 / 03:40 a.m.

Acapulco, Gro. • No habrá chivos expiatorios en el caso de la investigación de las seis turistas españolas que fueron abusadas sexualmente, aseguró el gobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero, durante un recorrido realizado por el bungalows de San Andrés Playa Encantada.

“Tampoco se trata de buscar chivos expiatorios en aras de dar resultados pronto. Se trata de cuidar los Derechos Humanos de los habitantes de Playa Encantada.

“Hay lugares (en el estado de Guerrero), apartados como Playa Ventura, donde llegan muchos turistas y se hospedan en casas de campaña, ahí los habitantes los cuidan y les dan seguridad”, explicó el mandatario local.

En entrevista, Aguirre Rivero sostuvo que su gobierno y las instancias de procuración de justicia pretenden es entregar resultados y que se siga manteniendo buenos niveles de ocupación hotelera.

Por ello adelantó que ya se reforzó la Operación “Guerrero Seguro”, con la llegada de 450 efectivos de la Policía Federal, los cuales coadyuvarán con la búsqueda de los responsables para que sean castigados con forme a la ley.

En el recorrido fue acompañado por el primer edil Luis Walton y Humberto Salgado, ahí dijo que pretende borrar este capítulo triste y lamentable, sin dejar atrás casos similares y no menos importantes.

El mandatario estatal espera que a la brevedad se entreguen avances de las investigaciones, que lleva a cabo la Procuraduría General de Justicia de Guerrero y la fiscalía federal, y de tal manera informar a la ciudadanía tanto del estado de ese estado, como a la opinión pública nacional e internacional sobre cuáles son los resultados de este caso.

Aguirre Rivero también se reunió con las autoridades ejidales de San Andrés Playa Encantada Francisco Tlalmanalco y delegado municipal del ejido, Francisco Salas Cortés, a quienes les pidió su apoyo para que este destino turístico siga siendo uno de los espacios favoritos para la convivencia familiar.

JAVIER TRUJILLO