28 de febrero de 2013 / 05:14 p.m.

El jugador francés del Real Madrid, Karim Benzema, fue acusado de un delito vial tras ser captado en su coche deportivo viajando a una velocidad de 216 kilómetros por hora en una circunvalación próxima a la capital, Madrid.

El delantero de la selección nacional de Francia será juzgado y se enfrenta a una posible pena de seis meses de prisión, informaron hoy medios locales.

Los hechos sucedieron a principios de febrero cuando el futbolista volvía a su casa después de recoger su coche del aparcamiento de la ciudad deportiva madridista tras disputar el partido contra el Granada.

En un tramo limitado a 100 kilómetros por hora, Benzema fue descubierto por un radar y fotografiado por una cámara de la Dirección General de Tráfico (DGT) de España.

El aparato de la DGT además detectó otro coche deportivo que estaba en alquiler y pertenecía al club. El conductor de éste se desconoce, pero se informó que la velocidad era mayor que la de Benzema: 260 kilómetro hora, aunque las autoridades lo han rechazado.

Benzema, que estaba citado este martes para declarar ante el juez, ya que superó en más de 80 kilómetros por hora la velocidad máxima al tratarse de una vía interurbana, consiguió retrasar el juicio hasta dentro de unas semanas con la excusa de de que su equipo jugaba la vuelta de las semifinales de la Copa con el Barcelona el miércoles.

Asesorado por los abogados del club, fue el propio Benzema quien se dirigió al magistrado para pedir el retraso del juicio por la importancia del partido. Un encuentro que finalmente siguió de principio a fin desde el banquillo.

Ante la gravedad de los hechos, el delantero se enfrenta a una posible pena de prisión de tres a seis meses de duración, la opción más dura, o bien a una multa económica de seis a 12 meses.

Esa cantidad podría ir de los cinco a los 400 euros al día (6.5 y 524 dólares respectivamente), según decida el juez en función de la capacidad económica del culpable.

El jugador del Real Madrid cobra unos cinco millones de euros netos al año (6.5 millones de dólares).

Otra opción sería que el jugador realizara trabajos en beneficio de la comunidad en un periodo que podría ir de los 31 a los 90 días, según el Código Penal español.

Lo que es seguro, apuntaron los medios españoles, es que Benzema tendrá prohibido conducir en un lapso de tiempo máximo de cuatro años.

También, si el futbolista se declara culpable, el magistrado le aplicaría una reducción de condena, por lo que podría volver a llevar un coche en unos ocho meses.

No es la primera vez que este jugador se ve implicado en asuntos de este tipo ya que durante su primer año en España estampó su coche deportivo contra un árbol próximo a su hogar y hace dos veranos tuvo que pagar una multa en la isla mediterránea de Ibiza por conducir a una velocidad no permitida por el centro de la ciudad.

Notimex