2 de abril de 2013 / 04:13 a.m.

Monterrey.- • En espera de orientación por parte de alguna autoridad estatal, alrededor de 300 personas, provenientes de diferentes entidades, permanecen afuera de las oficinas de la empresa Chamba México, que presuntamente los defraudó por siete mil pesos a cada uno.

Las víctimas del supuesto fraude fueron citadas la semana pasada para este domingo 31 de marzo y lunes 1 de abril, pero se encontraron con que las oficinas estaban cerradas y no contestaron a sus llamadas.

La “"agencia de empleo"” se encuentra en el cruce de las calles Miguel Nieto y Jerónimo Treviño, en el centro de Monterrey, donde permanecen los defraudados desde este domingo, porque no solo fueron despojados de siete mil pesos cada uno, sino de sus documentos personales, como actas de nacimiento y pasaportes.

En entrevista con Telediario, una de las personas que denunciaron la estafa, Carlos Páez, originario de Culiacán, Sinaloa, solicitó a las autoridades locales la posibilidad de realizar un cateo en las oficinas a fin de buscar la papelería en poder de la agencia de colocación, con lo que regresarían a sus lugares de origen.

Mencionó que esa tarde del domingo lograron encontrar a una secretaria de nombre Patricia Urbina Cantú, quien les confió que su jefe, Raúl Medellín, le advirtió que no se presentara a trabajar, debido a que había problemas con la compañía, ya que habían detenido a uno de los ejecutivos en San Luis Potosí.

También mencionó los nombres de Elvia Esthela Lozano Mirón y Fernando Aguilar como ejecutivos de la misma compañía.

Hasta este lunes, parte de los asistentes han presentado ya la denuncia correspondiente ante el agente del Ministerio Público, mientras que Protección Civil se presentó en el lugar para ofrecerles comida.

Algunas personas han pasado la noche en algún albergue, pero otras han pernoctado en la calle, en espera de una respuesta a sus demandas. Muchos de ellos regresarán a sus ciudades no solo sin su dinero, sino con deudas, ya que pidieron préstamos para dejar dinero a sus familias mientras buscaban nuevos horizontes.

Los afectados aseguraron que existen reclutadores de Chamba México en diferentes estados, por lo que presumen que podrían rebasar la cifra de dos mil las personas defraudadas.

La promesa era de otorgarles trabajo en Estados Unidos y Canadá, así como la visa de trabajo y trasladarlos a las ciudades.

Muchos de los afectados investigaron a la empresa antes de entregar el dinero y la papelería y confiaron en que Chamba México está registrada ante la Secretaría de Gobernación.

CON INFORMACIÓN DE REYNALDO OCHOA