2 de junio de 2013 / 02:03 p.m.

Ciudad de México • El líder disidente del Sindicato Minero Napoleón Gómez Sada, Carlos Pavón, se deslindó de cualquier hecho violento y acusó al "prófugo", Napoleón Gómez Urritia, de ser quien recurre a estas prácticas para controlar a los mineros y obligar a las empresas de negociar con él.

Sostuvo que el dirigente nacional del gremio de la República Mexicana "sigue dejando huella de hambre e incertidumbre en las regiones mineras como lo es la mina María en Sonora, San Francisco del Oro, Chihuahua y las ultimas victimas de su ambición a los compañeros mineros de mina el Coronel donde dejó en el desamparo alrededor de mil 200 familias y sabemos que los va a dejar abandonados a su suerte mientras Napito va a empezar ahora a extorsionar al grupo FRISCO".

Pavón exigió al gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto su extradición inmediata para que responda por los delitos que se le imputan "ya que el ´Napillo´ tiene la desfachatez de aparecer en videos junto con sus familias gozando de lujos y comodidades con las cuotas de los trabajadores como se aprecia en los clips y fotos subidas a internet y redes sociales".

Redacción