16 de julio de 2013 / 12:12 a.m.

Contento porque su proceso de rehabilitación va muy bien se mostró el delantero Aldo de Nigris, quien, sin embargo, reconoció que debe adaptarse a los tiempos y no acelerar nada para evitar una recaída y aportarle a Guadalajara lo que esperan de él.

 

El ex jugador de Monterrey cumple su tercera semana de recuperación, luego de la artroscopía en la rodilla derecha a la que fue sometido tras la Copa Confederaciones Brasil 2013.

 

"La verdad es que me siento cada vez mejor, estoy haciendo ejercicios más fuertes e intensos, por lo que esperemos seguir así con el proceso, hay que tener la paciencia que se debe, pero, obviamente, si podemos salir antes, pues qué mejor", dijo.

 

Explicó que "ya empiezo con rutinas en la elíptica, esta semana empiezo con trabajo en alberca, con labores ya más específicas en la fuerza, además de seguir con la misma terapia, vamos aumentando de a poco y me he sentido bien".

 

Destacó la importancia de estar al cien por ciento en todos los aspectos para poder competir por un sitio en el once titular, ya que ése es el objetivo de todos los elementos del plantel.

 

"Todos los compañeros que están acá tienen eso mismo, el futbolista siempre es competitivo y quiere dar lo mejor de sí, eso es muy bueno, por lo que trato de darlo como ser humano para el resto del grupo, siempre entregarme para ellos y para el equipo, para poder mejorar en lo que se pueda", estableció.

 

Finalmente, señaló que mas allá de que no puede aportar adentro de la cancha, lo hará desde afuera, dejando en claro que solo quiere el beneficio colectivo.

 

"Siempre he apoyado estando dentro o fuera de la cancha, ahora me va a tocar estar fuera, pero es motivante ahora ya estar con todos mis compañeros, conocerlos, platicar y todo al respecto", sentenció.

Notimex