22 de octubre de 2013 / 06:09 p.m.

La práctica comenzó a las 10:00 a puerta cerrada para la afición, que se hizo presente a las afueras del Polideportivo, en especial estudiantes de la Preparatoria 25 de la UANL que está junto al recinto deportivo.

Después de un calentamiento de poco más de media hora, Ricardo Ferretti dividió el plantel para realizar fútbol, trabajando especialmente el aspecto táctico y el parado en la cancha.

La realidad que lo más importante para el estratega y los jugadores era el comenzar la adaptación al bote diferente del balón y la forma distinta en que corre el esférico en una ancha artificial.

Históricamente los felinos han batallado en demasía cuando juegan en este tipo de césped pero el viernes la necesidad es mucha para seguir con aspiraciones de Liguilla por lo que Tigres tendrá que llegar adaptado a lo que se encontrará en la cancha del estadio de los fronterizos.