5 de mayo de 2013 / 10:01 p.m.

México • Una auténtica fiesta musical llena de color, luces y baile fue la que ofreció Yuri, hoy por la tarde en el Zócalo capitalino donde ofreció un concierto gratuito como parte de las celebraciones del día de las madres.

Ante 20 mil personas, la cantante de pelo rubio alborotado apareció al filo de las 13:00 horas para interpretar canciones de diferentes ritmos con su propio estilo.

Cuatro robots en el escenario lanzando fuegos intermitentemente y tres bailarines dentro de esferas gigantes eran el preámbulo para un show en el que predominaron los cambios de vestuario de la nacida en Veracruz.

Con una sonrisa radiante, Yuri interpretaba canciones como "Víctima o ladrón" y "Esperanzas" enfundada en un vestido negro.

Bromeando en todo momento, la intérprete interactuaba con un público que variaba en edades y que desde temprana hora llegó para disfrutar de la presentación a pesar de los 27 grados centígrados que se sentían en el lugar.

"Qué te pasa", tema que siguió, fue motivo para que la cantante cambiara de vestido por uno rojo y saludara a su público.

"Es un placer estar con ustedes vamos a hacer el show rápido porque hace mucho calor", dijo Yuri lo que provocó un "no" al unísono.

"Bueno, entonces a ver si aguantan vara. Este es un momento muy bonito sobretodo para las mamás", agregó la veracruzana quien aprovechó para adelantar su felicitación a las progenitoras con la interpretación de "Las mañanitas", acompañada por 12 niños que subieron al escenario.

Minutos después, "Yo te pido amor" siguió en la presentación lo que provocó la ovación y entusiasmo de los presentes.

"Las rucas somos las más entusiastas", sentenció para después entonar "Tu eres para mí" y luego dedicar "a las mujeres que se comparan" el tema "Es ella más que yo".

El entusiasmo de la gente no cesó y con la ayuda de sombrillas y agua embotellada no paraban de corear canciones como "Este amor no se toca", la cual combinó con ritmos dance de los 80.

Asimismo, Yuri hizo partícipes durante un periodo de tiempo a cuatro mamás que subieron al escenario para sacar sus mejores pasos al lado de la cantante.

La presentación continuó con fusiones de sonidos, rock, pop, ranchero y más, que iban acompañados por sus respectivos cambios de vestimenta estrafalarios.

"Detrás de mi ventana", "Yo te amo, te amo", "El apagón " y "Aquí nadie está cansao", cerraron la presentación que duró dos horas exactas.

IVÁN CASTAÑEDA