4 de septiembre de 2013 / 11:22 p.m.

El nuevo jugador del Real Madrid, Gareth Bale, reconoció que fue muy duro el lapso de negociaciones entre el club "blanco" y Tottenham Hotspur.

"Ha sido un momento duro para mí. Era estresante y yo sólo tenía que ser paciente y tratar de pensar que el acuerdo existiría", reveló el extremo galés.

Y es que fueron más de dos meses los que duró su "novela", el Madrid expresó interés pero la directiva de los "spurs" negó una y otra vez que el jugador estuviera en venta, hasta finales de agosto, cuando se dio a conocer el acuerdo por 120 millones de dólares.

"Yo sabía que estaban interesados en mí desde el principio pero obviamente el presidente Daniel Levy tuvo que hacer sus negocios por el bien del Tottenham, y lo entiendo perfectamente", expresó en entrevista con BT Sport.

"Es muy agradable volver al hotel y descansar, y sobre todo volver a la normalidad de nuevo. Sentí un alivio, para ser honesto. Pensando en ello la ilusión era cada vez mayor y mayor y me sentí orgulloso de poder estar aquí", agregó el jugador de 24 años de edad.

Bale, galardonado dos veces como el mejor jugador de la Premier League, mencionó que defender la playera "merengue" siempre fue uno de sus sueños.

"Cuando era pequeño mis amigos y yo siempre alabábamos el futbol europeo, por supuesto al Real Madrid, que en ese momento era la fuerza dominante. Recuerdo unas vacaciones en familia que pasé en España. Nos trajimos algunas réplicas de camisetas del Real Madrid", rememoró.

"Cuando jugaba en el parque pretendía ser uno de ellos. Les he seguido desde entonces y conozco el futbol que juegan, el equipo que tienen. Es increíble y genial estar ahora aquí", acotó.

NOTIMEX