1 de mayo de 2013 / 02:04 a.m.

Pese a que Puebla está virtualmente salvado del descenso, el defensa Michael Orozco afirmó que el equipo no se relaja, aunque reconoció que el ambiente en el seno del plantel es muy diferente al de la semana anterior.

Con el empate del pasado domingo ante Atlas, el conjunto "camotero" prácticamente amarró la permanencia, ya que tendría que perder por más de diez goles ante Querétaro para descender.

"Esta semana va a ser un poco más tranquila, la presión ya no va a ser tan pesada como la semana pasada, se consiguió el resultado", dijo.

Más allá de que no fue sencillo para él haber tenido que lidiar con el problema del descenso, el zaguero estadounidense quiere mantenerse en las filas del cuadro de la "Franja".

"Esperemos que me quede aquí, me la pasé muy a gusto, pero la verdad muy contento con la afición, la verdad estoy muy a gusto y esperar que pueda regresar para el año que entra para hacerlo de la mejor manera posible", concluyó.

La escuadra que dirige Manuel Lapuente se concentrará a partir de este miércoles en Juriquilla, de cara al duelo contra los queretanos que se celebrará el sábado a las 21:00 horas en el estadio La Corregidora.

Notimex