OSCAR RODRÍGUEZ
27 de julio de 2013 / 01:33 p.m.

Oaxaca • Mientras crece el debate sobre la posible legalización de algunas drogas a nivel nacional, en Oaxaca el uso de la mariguana, del hongo alucinógeno y otras hierbas están permitidas en este estado, o al menos en tratamientos medicinales, informó el director de Medicina Tradicional de la Secretaria de Salud, Carlos Alberto Robles Montoya.

El funcionario reveló que en la Sierra de Huautla hay centros de relajamiento donde se practica masaje corporal y otros tratamientos con este tipo de alucinógenos, que son visitados por turistas, políticos, intelectuales y hasta artistas.

También indicó que los alucinógenos se usan para práctica en rituales, donde el único que consume el alucinógeno es el chamán o sacerdotisa.

Mencionó que recientemente se inauguró el Festival de María Sabina, donde algunos especialistas considerando como difícil prescribir del uso de hongos en las prácticas medicinales.

Explicó que la normatividad estatal de salud permite gran número de terapias médicas con el uso de otras 400 hierbas medicinales más, entre la que se encuentra la ruda, el epazote, el poleo, la albahaca, hierba buena, entre muchas otras más, por que son prácticas que sanan la mente, al plantear que 70 por ciento de las enfermedades que llega a padecer el oaxaqueño, son psicosomáticas, muchas derivadas por el estrés laboral.

Presumió que Oaxaca goza de un prestigio internacional en el manejo de terapias de sanación mediante el uso de alucinógenos, lo cual no representa un delito.

Argumentó que la deshumanización de la medicina oficial ha generado que crezca el número de pacientes que busquen métodos naturistas para atender sus males.

De acuerdo a una encuesta elaborada por el sector salud, 70 por ciento de los pacientes que carecen de dinero para adquirir medicamentos, utiliza la herbolaria para sanar sus malestares.

"Aquí se trata de fomentar la real y auténtica interculturalidad de los pueblos, aprovechar su potencial, reencontrándonos con nuestras raíces y practicas ancestrales".

Informó que en la Sierra Mazateca, principalmente en los municipios indígenas de Huautla de Jiménez y Santa María Chilchotla, hay clínicas tradicionales donde se practican las terapias con el uso de hongos silvestres.

"Hay un guía, un centro de reclusión, donde acuden los pacientes, son tratados para reponerse de males generados por la mente y los excesos físicos".

Con respecto al manejo medicinal de la cannabis indica, abundó que en la zonas chontal, particularmente en los pueblos mixes, el uso de la mariguana es reconocida en los rituales sagrados de algunas comunidades regidas bajo el sistema de usos y costumbres.