2 de marzo de 2013 / 07:57 p.m.

La joven de 14 años fue detenida por presuntamente haber privado de la vida al niño, cuyo cuerpo fue localizado en su recámara con un cable enredado en el cuello.

 

Chetumal • Una adolescente de 14 años de edad fue asegurada por la policía judicial de Chetumal, porque habría asesinado a su hermanastro de tres años de edad, la noche del viernes en su domicilio situado en la colonia Tumben Cuxtal de la capital del Estado.

Hace dos meses falleció el gemelo de la víctima, supuestamente por epilepsia, y aunque se rumoró que la hoy puesta a disposición de las autoridades ministeriales fue también la culpable de esa muerte, estos datos no fueron confirmados por las autoridades.

Lourdes Sánchez Jaime, de 36 años de edad refirió que al llegar a su casa escuchó ruidos en el interior del baño, y al verificar sorprendió a su hija de iniciales J.S.J, de 14 años de edad, cortándose el cabello con una tijera, por lo que de inmediato solicitó apoyo a sus familiares.

Sin embargo, cuando Sánchez Jaime entró al cuarto de su hija, vio en la cama, el cuerpo de su pequeño hijo sin vida, con un cable enredado al cuello. La mujer cayó por unos instantes en una crisis nerviosa al ver al menor sin vida, sin embargo, al reaccionar, de inmediato solicitó apoyo de las autoridades ministeriales.

En el sitio del crimen, agentes judiciales aseguraron a la menor de 14 años de edad, quien al ver a los uniformados se espantó y comenzó a gritar, pero fue tranquilizada y posteriormente trasladada a la Mesa Especializada en Atención para Adolescentes para las diligencias correspondientes.

Personal de Servicios Periciales y un agente del Ministerio Público se encargaron de realizar las diligencias correspondientes y ordenaron el levantamiento del cuerpo del menor, el cual fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense, aunque de acuerdo con los dictámenes preliminares la causa del fallecimiento fue asfixia por estrangulamiento.

Rumores de vecinos refirieron que la adolescente, quien actualmente cursa el segundo año de secundaria, confesó haber asesinado hace dos meses a su otro hermano, gemelo del hoy occiso.

Otras versiones indican que la niña quedó traumada debido a que presenció hace dos meses la muerte de su hermanastro e incluso que al parecer estaba celosa de ambos gemelos.

ÁLVARO ORTIZ SALAMANCA | CORRESPONSAL