25 de mayo de 2013 / 02:31 p.m.

 Monterrey • Una adolescente resultó con un golpe en la cabeza al ser impactada por un teléfono público, luego de que un camión de mudanzas se atorara en los cables aéreos del aparato y lo desprendiera de su base.

Mientras el operador del vehículo fue detenido y quedó a disposición de las autoridades viales, la afectada, quien se hallaba parada en la banqueta, fue atendida por la Cruz Roja.

Estos hechos acontecieron alrededor de las 15:30 horas del viernes en la calle Baja California, entre Morones Prieto y 16 de Septiembre, en la colonia Independencia.

Como Karen Esmeralda Rodríguez Medina, de 16 años de edad, fue identificada la menor afectada, quien no aceptó que la trasladaran a un hospital.

Por su parte, el supuesto responsable de este percance dijo llamarse Guillermo Arturo Ramos Romero, quien conducía un vehículo de mensajería y mudanzas de la empresa Castores.

De acuerdo con los informes, Rodríguez Medina caminaba por la banqueta del lado oriente de la calle Baja California, de norte a sur, en las afueras de la Subdelegación número 4 del Seguro Social.

De pronto circuló por el lugar el vehículo pesado, cuya caja hizo contacto con los cables aéreos que alimentaban una caseta telefónica.

Lejos de que la línea eléctrica se reventara, el aparato de uso público terminó por desprenderse de su base debido a la fuerza del camión.

Varias personas que se hallaban en el lugar le indicaron a Ramos Romero que acababa de causar un accidente, motivo por el cual decidió detenerse.

En ese punto fueron requeridos elementos paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana, quienes revisaron a la jovencita porque presentaba un golpe en la espalda y parte del cráneo.

Sin embargo, ante los socorristas ella dijo encontrarse bien, y declinó que la trasladaran a un nosocomio, indicando que esperaría que la empresa aseguradora del vehículo le extendiera un pase a una clínica privada.

Del caso tomaron conocimiento oficiales de la Secretaría de Vialidad y Tránsito, quienes turnaron el expediente al departamento de Peritajes para la respectiva investigación.

— AGUSTÍN MARTÍNEZ