23 de enero de 2013 / 02:59 p.m.

San Pedro Garza García.- Con la rebeldía de una juventud que ya tenían olvidada, un grupo de adultos mayores protestó en el Palacio Municipal de San Pedro, porque pretenden quitarles la mitad de los bailes domingueros en los que ellos se divierten.

Los manifestantes solicitaron ser recibidos por el alcalde Roberto Ugo Ruiz Cortés, para pedirle que dé marcha atrás a la orden de la Dirección de Cultura de hacer quincenales los bailes en los bajos del Palacio Municipal, que ahora son semanales, es decir, cada domingo.

"Ellos no nos avisaron, fueron los proveedores, los que traen la música cada domingo, que nos dijeron que ahora iba a ser cada 15 días", señaló la ex regidora Eva González, quien también forma parte del grupo que acude a cada domingo a bailar.

Los eventos se han venido repitiendo durante cada domingo a lo largo de los últimos nueve años. A partir de las seis de la tarde, mientras unos corren a la misa en la iglesia de enfrente, otros corren a seguir los pasos que le dictan el ritmo de la música.

La llegada de la gente comienza desde las cuatro de la tarde, cuando se escuchan los primeros acordes de música grabada, y luego, de seis a ocho, música en vivo, con el grupo Aréchiga Music.

Ahí, los adultos mayores vuelven a ser jóvenes, escuchando y bailando música de la Sonora Santanera, danzones, alguno que otro tango, o disfrutando simplemente de la música de antaño.

Por eso, no quieren que se acaben los domingos de baile.

Varias señoras que tomaron la palabra, dijeron que para ellos es una convivencia sana, donde bailan, hacen nuevos amigos, y se divierten sanamente.

"Que nos dejen cada domingo, nosotros no hacemos ruido, ni tomamos, ni nos drogamos, sólo bailamos y convivimos sanamente", dijo María Elena Hernández Peña, una mujer sexagenaria que no trae la música por dentro, sino por fuera, y aprovecha cualquier momento para dar sus pasitos de baile.

Además, le plantearían al alcalde que sus reuniones no molestan a nadie, pues todo es convivencia sana, un poco de baile y nada más. Incluso asisten jóvenes también.

"Ahí nos desempolvamos, por eso queremos que esto siga, y las nenas se van aburrir si no son cada semana", dijo por su parte Rosalinda Sosa.

Los manifestantes aprovecharon la música de la Feria del Empleo, para hacer algunos pasos de baile, y demostrar que todo lo que quieren es divertirse sanamente.

Claves

Peticiones

- Los abuelitos pidieron ser recibidos por el alcalde Ugo Ruiz Cortés para solicitarle que dé marcha atrás a la orden de la Dirección de Cultura, de hacer quincenales los bailes en los bajos del Palacio Municipal.

- Argumentaron que en esta actividad no molestan a nadie, que todo es "convivencia sana", a la que incluso también asisten algunos jóvenes.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL