5 de febrero de 2013 / 03:19 a.m.

Lejos de convertirse en una desgracia por la amputación de una de sus piernas, José Roberto Aguiluz ahora tiene en la mira para representar a México en el Mundial de Fútbol para Amputados.

 Escobedo.- • Hace siete años José Roberto Aguiluz era empleado de mantenimiento en una empresa de Maíz en su natal Navolato, Sinaloa. Cuando limpiaba un furgón, una máquina le cortó la pierna.

Lejos de convertirse en una desgracia, este accidente ahora lo tiene en la mira para representar a México en el Mundial de Fútbol para Amputados.

La Asociación Nacional de Fútbol Amputado lo encontró y desde hace un año es jugador de los Zorros de Sinaloa, el primer equipo del país con esta especialidad.

“Estaba limpiando un furgón y llegó la máquina, la movió y me cortó la pierna. De niño practicaba fútbol y taekwondo, después del accidente cambió mi vida para bien, ya tengo tres niñas y una esposa maravillosa que me motivan a seguir cada día”, relata.

Tras afirmar que su discapacidad no es ninguna dificultad, se quita la prótesis y apoyado de sus muletas entra al campo de juego para calentar y disputar el tercer lugar en el cuadrangular que se efectuó en el Polideportivo de los Tigres, del municipio de Escobedo.

En este participaron los equipos de Sinaloa, Jalisco, Colima y Nuevo León, las únicas entidades aparte del Distrito Federal que cuentan con uno.

Pueden existir diferentes condiciones sociales o creencias, pero todos comparten la experiencia de haber sacado una oportunidad de la tragedia.

Otro caso es el de Emmanuel de Hoyos García, quien tiene 26 años. Hace dos años practicaba montañismo en el cerro de la “M” en Chipinque, cuando una piedra de gran tamaño le destrozó la pierna.

En su segunda oportunidad de vida, como la llama, no tiene límites. Hace cinco meses se enteró de que se abría un equipo para amputados, comenzaron cuatro y ahora ya hay una selección de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

“"Yo antes de esto siempre hacía deporte, como todos los casos te dicen que no vas a poder, que será una vida limitada. Ver a todas esas personas que están luchando, en el día a día, entonces volver a jugar fútbol, sentir esa pasión te levanta mucho"”, dijo.

El fundador de la ANFA

El encargado de encontrar a los jugadores que formarán la Selección Mexicana de Fútbol Amputados, es Berc Zorian “"Zorro"”, un armenio que llegó a México para descansar después de jubilarse, pero descanso es lo que menos ha tenido conformando la liga.

Al ser ex jugador de Turquía, uno de los fundadores de la Federación Mundial de Fútbol para Amputados, Don Bennet, le pidió que instaurara el deporte en México.

“"Lo pensé una semana y pensé que si era por los muchachos sí lo iba hacer, esto hace dos años y medio de estar ayudando a los amputados. No fue muy fácil encontrarlos, estuve tocando puertas y repartiendo folletos y fue como logré hacer esto"”, contó.

Hace tres años que comenzó esta labor. Acudieron al llamado más de 11 jugadores y entonces se fijo la meta de que cada estado tuviera un equipo.

“"Llegaron más de 11 jugadores entonces pensé que era algo serio y hablé con el gobernador, con el presidente municipal, el director de deportes quienes me están apoyando, además de los medios de comunicación"”, mencionó.

Sin embargo lo realizado hasta hoy, ha sido con recursos de los miembros de la asociación y ayuda de autoridades locales de Sinaloa. Esperan que algún día la Federación Mexicana de Fútbol o la CONADE los tome en cuenta para seguir ayudando a más jóvenes.

“"Para mí lo más importante son los muchachos, ver sus rostros felices. Queremos ayuda, queremos apoyar a todos los amputados, perdimos a dos muchachos a causa del cáncer, pero por ellos también estamos aquí"”, señaló.

Con la misma intensidad

En el juego las prótesis quedan fuera, únicamente se permiten muletas y aunque pudiera pensarse que es difícil, los jugadores corren, driblan, pasan, hacen jugadas y anotaciones con la misma intensidad que en un partido común.

Al silbatazo inicial del árbitro, los hombres con una pierna o un solo brazo, en el caso de los porteros, se meten en la competencia pues saben que son observados para conformar la selección que representará a México en el mundial de 2014 a celebrarse en Culiacán, Sinaloa.

SANDRA GONZÁLEZ