4 de julio de 2013 / 02:55 p.m.

México • Aunque el uso del 3D representa una herramienta que ha enriquecido la forma de hacer cine, James Cameron advierte del actual peligro del formato, pues en Hollywood se está empleando como un recurso para generar ingresos en la taquilla y no como un medio para soportar la historia.

"El problema que veo ahora es que los estudios cinematográficos quiere ganar más dinero e imponen el 3D a directores que no se sienten cómodos usando esta tecnología, pero en realidad no todas las películas necesitan del 3D, la herramienta debe estar en función de la historia y no de la taquilla", dijo Cameron en su ponencia del TagDF.

"Sin duda, el uso del 3D es inevitable, pero aún falta mucho por lograr, por ejemplo, que migre a la televisión. En eso estamos aún limitados; mientras no podamos tener una pista similar al HD sin lentes, no habrá una transición aceptable por parte del público, porque la gente no va a usar lentes en casa", añadió el creador de Avatar y Terminator.

Cameron demostró que el éxito con Avatar no se sustentó en el empleo del 3D, sino en la historia misma, pues “al público no le importa cómo hayas hecho tu película; de hecho, sugerí al estudio que no mostrara cómo se hizo, porque no quería que se viera cómo se logró el truco".

Pese a la sugerencia de tener cuidado con el empleo de las nuevas tecnologías, considera que representan la oportunidad de democratizar la forma de hacer cine, si bien no pueden sustituir la esencia del séptimo arte, sí permiten que los jóvenes puedan experimentar la creación de historias con menos recursos.

"Las nuevas herramientas son más democráticas, puedes hacer una película casi de forma instantánea con un software que bajas de la red. Cualquier cosa que te imagines se puede lograr con la tecnología; en ese sentido, ahora se es más libre. Eso es fácil y al mismo tiempo difícil, porque hay otro tipo de límites", explicó el cineasta.

James visualiza el futuro del cine con la misma esencia, pero apoyado por nuevos recursos, "cuando me preguntan esto, recuerdo que me preguntaban lo mismo hace diez años, pero el cine es una forma de entretenimiento que no va a cambiar, lo que cambiarán son las herramientas de las que se valdrá".

En su visita a México, adelantó que ya piensa en los recursos que empleará para sus próximos filmes: “Después de Avatar voy a hacer Battle Angel, una historia sobre la tecnología y el estado de evolución humana, es sobre cómo vamos a llegar a un punto en el que no nos vamos a conocer.

"La idea de esta historia es hacer una reflexión sobre la situación de la humanidad, esos son los temas que me interesan y quiero explorarlos con Battle Angel, pero antes experimentaré un poco con lo que viene de Avatar 2", dijo Cameron respecto al filme que planea rodar en 2017.

Su experiencia

James compartió con el público parte de su vida, al hablar sobre cómo ingresó al cine: "Yo era operador de un autobús, pero algo me llamaba la atención cuando veía Star Wars, alguien me puso esas imágenes en la pantalla y entonces quise dedicarme al cine".

Recordó que después de ver el filme de George Lucas se empeñó en conocer todo acerca del cine; de hecho, logró crear su propia biblioteca con fotocopias de los libros que pedía prestados y que leía en sitios públicos. "Fue maravilloso enriquecerme de esta forma".

El director insistió ante los jóvenes en no perder el interés por sus sueños, "lo importante es tener valor y tenacidad, con esto se puede lograr todo".

IVETT SALGADO