10 de febrero de 2013 / 11:26 p.m.

Monterrey.- • Ante el revés del municipio de Monterrey en contratar un broker para refinanciar el endeudamiento de la capital regia, integrantes del Partido Revolucionario Institucional destacaron como un acto lógico, pero que deja ver contradicciones en la gestión de Margarita Arellanes, pues debió cancelarse desde el inicio y no tras la presión de la opinión pública.

El dirigente del PRI en la entidad, Sergio Alanís Marroquín, mencionó que es contradictorio que se contratara a la empresa Law, Trading & Consulting para refinanciar la deuda del municipio, tarea por lo cual cobrarían un tres por ciento de la deuda y que, al final, se viniera abajo este contrato ante la presión de diversos sectores.

Incluso, el funcionario tricolor destacó que esto da la razón al PRI desde los primeros momentos en que se destacó que lejos de beneficiar perjudicaría que un tercero refinanciara la deuda municipal, por lo que al final las cosas cayeron por su propio peso.

“"Yo creo que es un acto de contradicción que tuvieron, que era algo que podía evitarse y no ahorita, después de tanta presión de diversos actores y la opinión pública, es algo que se pudo haber hecho desde el primer día, ya lo hicieron y, bueno, las cosas, como dijimos al principio, caen por su propio peso; es un ahorro, ojalá lo inviertan bien"”, destacó.

Por su parte, el regidor de Monterrey, Eugenio Montiel Amoroso, expuso que esto significará un ahorro para la ciudadanía y que se dio finalmente tras de que la administración regia se dio cuenta de lo innecesario de la contratación de un tercero para refinanciar la deuda.

“"Yo creo que se dieron cuenta que era innecesario y finalmente lo que nos importa es que hicieron la rectificación, nos dieron la razón y eso es lo que queremos, que finalmente la ciudad se ahorró 32 millones de pesos que originalmente iban a ser 63 (millones); yo lo que creo es que las pruebas se fueron dando en el camino y eso orilló a la administración a tomar esta decisión"”, señaló.

De igual forma, la senadora Cristina Díaz destacó que ninguna autoridad, ya sea municipal, estatal o federal, debe contratar a terceros para realizar trámites u operaciones que ellos pueden ejecutar, por lo que el pago a la empresa Law, Trading & Consulting era total y completamente innecesario.

“"El trabajo que realizaron nuestros compañeros regidores del PRI puso en blanco y negro lo que significaba la erogación de un broker donde no había necesidad de un pago extra, cuando esta gestión se hace ante la ventanilla de Banobras o cualquier institución.

“"Queda claro que no hay necesidad, un municipio, un estado o una federación no tiene por qué tener intermediarios para ir a ventanillas de bancos o instituciones financieras para hacer solicitudes de crédito; tienen la capacidad moral y suficiente para hacerlo como Municipio o como Estado"”, mencionó.

ISRAEL SANTACRUZ