2 de marzo de 2013 / 02:14 a.m.

El Movimiento Social de Izquierda aseguró que el Congreso local aprobó una nueva ley en la materia, en la que desaparecen 22 artículos al sector campesino y que ahora los deja en un evidente estado indefenso.

 

Guerrero.- El Movimiento Social de Izquierda (MSI) advirtió que la desaparición de la Ley de Amparo hará resurgir los conflictos agrarios que durante muchos años generaron convulsión en la Montaña y Costa Chica de Guerrero, pues los pequeños propietarios quedarán expuestos a sufrir el despojo de tierras ejidales y de bienes comunales.

Ranferi Hernández Acevedo, dirigente del MSI dio a conocer que hace menos de una semana el Congreso local aprobó una nueva ley en materia agraria, en la que desaparecen 22 artículos que amparaban al sector campesino y que ahora los deja en un evidente estado de indefensión.

“"Hoy el campesinado que tiene su pequeña propiedad, que es ejidatario o comunero quedó en un completo estado de indefensión, porque esta nueva ley da todas las ventajas al terrateniente y genera la división entre las comunidades”", anota.

Explicó que el MSI mantiene comunicación permanente con el despacho jurídico Tierra y Libertad, en donde advirtieron de las implicaciones que tendrá la nueva legislación que acompaña la transformación de la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA).

"“Es importante anotar que los conflictos agrarios no han terminado, pero curiosamente la Secretaría de la Reforma Agraria ya desapareció, pero además se le quita al campesino la herramienta del amparo agrario, lo que generará conflictos al interior de los ejidos, de las comunidades y pequeñas propiedades”".

Agregó que una empresa, gobierno o terrateniente tendrá en adelante todas las posibilidades de despojar a los campesinos de sus tierras.

Recordó el caso del proyecto hidroeléctrico de La Parota, en donde para poder hacer la defensa de sus tierras los campesinos recurrieron al amparo agrario, pero ahora esa ley ya desapareció.

Aseguró que la ley se aprobó “"completamente en sigilo”", lo que se facilitó por toda la polémica que generó el debate nacional derivado de las reformas Educativa y la Laboral.

“"Nadie se ha detenido a protestar por esta disposición que golpea severamente al campesino pobre, que representa más de 9 millones en el país, de los que en Guerrero hay alrededor de 700 mil"”, apuntó.

Recordó que en 1996 se reformó el artículo 27 de la Constitución General de la República, pero todavía existían algunos elementos que permitían la defensa del campesino, los que ahora ya se terminaron.

“"Con esta nueva ley que cancela toda posibilidad de arreglo a través del Tribunal Unitario Agrario (TUA), es definitivo que se va a complicar mucho más la situación, lo que vamos a ver en algunos lugares son fuertes enfrentamientos a balazos por la posesión de la tierra”".

Tan solo en Guerrero destacó que hay más de 60 conflictos agrarios sin resolver, contenidos apenas por la promoción de amparos, pero sin la existencia de dicha figura el periodo de paz en la Montaña y Costa Chica se puede terminar.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN