Cynthia Salazar
17 de junio de 2013 / 01:15 p.m.

 

Monterrey.-   • Ante el inicio del Registro Público Vehicular y la aplicación de un chip en los vehículos de la entidad, el abogado José Gómez Porchini detalló que, en caso de que el trámite genere un costo, se podrían generar amparos.

“Sí hubo la intención de hacer un costo, sí, pero no sé hasta dónde y qué punto vaya a tener como alcance”, explicó el abogado.

Tras su participación en el programa Cambios, conducido por el arquitecto Héctor Benavides, el litigante detalló que la aplicación del chip en los vehículos es un recurso de la tecnología que se podría usar para mantener el registro de los automóviles, pero sin agregar un costo.

“Es para tener mayor control en todo tipo, no debería de tener un costo superior, debería ser como hasta ahora”, puntualizó.

Además, durante su participación en la mesa de análisis, el abogado señaló la posibilidad de que las personas se muestren inseguras respecto al manejo de sus datos personales por las autoridades.

Al cuestionarle respecto a las sanciones que podrían existir para los ciudadanos que no acudan al Registro Público Vehicular, Gómez Porchini especificó que aún quedan muchas dudas respecto a la aplicación del chip.

“Todavía está muy por encima este planteamiento. Las leyes son para cumplirse y hacer que la gente tenga una mayor convivencia en su sociedad, creo que si está bien estructurada, debe ser en beneficio de la población”, detalló José Gómez Porchini.

Luego de que la semana pasada Milenio Monterrey diera a conocer el inicio del Repuve en Nuevo León, el cual tiene como primera etapa el registro de taxis y transportes urbanos, el abogado no abundó en el tema de la polémica que se generó para obtener el control de los vehículos particulares.

“La tecnología debe ser una herramienta puesta al servicio de los hombres”, reiteró.

Respecto a la instalación de antenas en puntos estratégicos para identificar el tránsito de los autos, el experto en temas legales indicó que es un recurso de la tecnología que se puede aprovechar, pero se deberá vigilar su aplicación y funcionamiento.