25 de enero de 2013 / 11:03 p.m.

Otra de las causas que pueden generar estas enfermedades es la falta de higiene, manifestó Oscar Campos, médico de la Cruz Roja.

 Monterrey.- • Los cambios bruscos de temperatura pueden provocar la descomposición de los alimentos, y al ser ingeridos puede desatar alguna enfermedad gastrointestinal, por ello el cuidado de los mismos y la higiene, señaló Oscar Campos, médico de la Cruz Roja.

“La mayoría de las veces sucede porque los alimentos no se refrigeran de la manera adecuada, la gente se confía deja los alimentos afuera y piensan que por lo fresco que está afuera los alimentos siguen en buen estado".

Aunque este tipo de enfermedades son más comunes en la temporada de calor, se han presentado varios casos, por ello es importante conocer las causas y detectar los síntomas.

“El clásico son dolor abdominal, vómito y la diarrea, pero en el 80 por ciento de las diarreas se presentan de 24 a 48 horas, el tratamiento es hidratarlo, que las mucosas no estén secas”, explicó.

Parte importante es que en los hogares se pongan en práctica las medidas de higiene al consumir alimentos para que no sea un factor que desencadene este malestar.

“Siempre los cuidados de prevención, lavarse las manos antes y después de ir al baño, los alimentos en el refrigerador en bolsas o en refractarios para que no se lleguen a descomponer”, agregó.

El doctor señaló que en el puesto de auxilio se han presentado al menos tres casos en la semana.

Como en todos los casos es importante no automedicarse y acudir al doctor.

ZYNTIA VANEGAS