Zyntia Vanegas 
13 de agosto de 2013 / 02:16 a.m.

 

Monterrey • Una piedra de más de cien kilos que cayó del cerro y pegó justo en una casa de lámina, derribó lo poco que tenían y dejó a una familia viviendo a la intemperie, por lo que solicitaron ayuda tanto al Gobierno del Estado, como a la población en general.

La vivienda se ubica en la parte más alta de la calle Las Palmas, en la colonia Los Nogales de la Sierra, en Monterrey.

Los cinco integrantes dicha familia, habitaban en ese cuarto hecho de láminas, el cual se vio afectado ayer con el desprendimiento de una roca.

La pared de esta vivienda, construida de lámina, se derribó cuando cayó la piedra, que además dañó la cama, los muebles y un medicamento para la epilepsia de uno de los niños de esta familia.

El matrimonio formado por Cesario Gámez y María Rosa Ramos durmieron sentados después del percance, cubriéndose con unas colchas; mientras que los hijos: Román Isaías de 16, José Alfredo de 14 y Maritza Guadalupe, fueron a casa de su abuela a pasar la noche.

"Nos quedamos dormidos aquí sentados mi señor y yo, los niños se quedaron con su abuela, pero sí pasamos frío, pusimos unas colchas para tapar el aire, vinieron de Protección Civil, nos dijeron que nos iban ayudar", dijo la señora María Rosa Ramos.

Apenas juntaban dinero para comprar los útiles escolares por el regreso a clases de los menores y ahora tendrán que invertir en recuperar los muebles para dormir y cocinar.

Ante el serio problema, el presidente del DIF del municipio de Monterrey, Roberto Garza, llevó: catres, colchonetas y despensa; y aseguraron que revisarán las condiciones de la vivienda para evitar que se encuentren en riesgo de que suceda un percance mayor.

También el DIF del estado se comprometió a entregar algunos apoyos como: colchones, cobertores, despensas, tanque de gas, parrilla, agua y ropa; así como un ciudadano que tiene algunas láminas y las donará a la familia.

Las personas que desean ayudarlos pueden comunicarse al teléfono 044-811-482-2646 o acudir al domicilio para constatar las condiciones en que se encuentran.