24 de septiembre de 2013 / 01:12 a.m.

Santiago  • Hogares de la sierra de Santiago se vieron afectados por el derrumbe de un tramo de la carretera Cola de Caballo, el cual cayó debido a las fuertes lluvias que dejó la depresión tropical "Ingrid".

Claudia Vallejo, una de las afectadas, comentó que el derrumbe generó una zanja de casi tres metros de profundidad que se llevó la casa de su hijo y causó graves afectaciones a la cimentación del hogar de su hija.

Además la mujer indicó que, debido a la tierra y piedras que cayeron después del derrumbe, no pueden pasar a sus hogares.

"El huracán pasó por mi casa y la destrozó, necesitamos ayuda de manos para poder rellenar, son unas zanjas como de unos tres metros cada zanja que se hizo. Se llevó la casa de un hijo y la otra casa de la hija la descarnó toda de abajo, no podemos pasar", refirió.

Vallejo, mencionó que las autoridades no les han brindado algún tipo de apoyo, por lo que solicitó que se le ayudara con el desazolve y el retiro del escombro de las casas, pues es su patrimonio.

"No podemos ni pasar y es nuestro medio de vida y aquí vivimos toda la vida, más que todo necesitamos una máquina para meter tierra a la zanja y rellenar a la parte afectada y pasar a las casas"

"Hasta ahorita no hemos recibido una ayuda, así de alguna máquina u obra pública aún no nos dan ayuda, o bueno hasta ahorita no", señaló.

Explicó que otra de las circunstancias que los perjudicará es el empleo, ya que la mayoría de los habitantes de la zona se dedican al comercio o al turismo, y por el desastre que se vivió en esta área estarán algún tiempo sin trabajo.

Aunque se dio a conocer por parte del alcalde, Homar Almaguer, y de la titular de Turismo del estado, Patricia Aguirre, que la carretera hasta el sitio turístico ya fue habilitada.

Denisse Mesta