16 de mayo de 2013 / 12:04 p.m.

Monterrey • El automovilista José Luis Narváez Mota, quien sufrió un accidente la madrugada del martes y logró salir de dos paros cardiacos, fue reportado delicado, pero estable, en el hospital Universitario.

Fuentes del nosocomio señalaron que el conductor de 37 años fue pasado al área de Piso, donde sus signos vitales son vigilados constantemente.

Narváez Mota, quien radica en la colonia Revolución, del municipio de San Pedro, presenta fractura de cráneo y de varias costillas, además de la perforación de uno de los pulmones.

Sus condiciones de salud siguen siendo delicadas, además de que los médicos esperan su evolución para descartar en él posibles secuelas.

Trascendió que el joven, casado, padre de una niña, trabaja como repartidor y mesero en un negocio de banquetes.

De hecho regresaba de trabajar en Guadalupe cuando sufrió el accidente vial sobre la avenida Constitución, frente a los condominios del mismo nombre, unos metros al poniente de Félix U. Gómez.

Viajaba en un automóvil Ford Ikon a velocidad inmoderada. Al pasar sobre un charco de agua, mientras prevalecía una llovizna, el coche derrapó y se descontroló.

Luego de que la unidad se estrelló contra uno de los postes de un puente peatonal, el joven salió disparado del auto debido a que no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

El brutal impacto provocó que el joven quedara inconsciente sobre el pavimento. Un médico que pasaba por el lugar se detuvo y se dio cuenta de que el automovilista no tenía pulso.

De inmediato le practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar y logró sacarlo del paro cardíaco, mientras otras personas solicitaban el auxilio de paramédicos.

Momentos después Narváez Mota fue trasladado al hospital Universitario en una ambulancia, y en el nosocomio cayó nuevamente en paro, pero los médicos lograron reanimarlo.

Ahora se espera que en las próximas horas evoluciones sus condiciones de salud, aunque por el momento continúa delicado, pero estable.

AGUSTÍN MARTÍNEZ