20 de junio de 2013 / 02:24 a.m.

Pese a que México sufrió su segunda derrota en la Copa Confederaciones Brasil 2013, ahora frente al equipo anfitrión, el delantero Javier Hernández afirmó que están tranquilos porque, desde su perspectiva, el equipo mostró una mejoría.

"El resultado habla por sí solo, muchos hablan del merecimiento, pero nos vamos tranquilos porque se dio todo y mejoramos, se vio otra cara que contra Italia", dijo.

Aseguró que "a nadie le gusta perder, con un sabor amargo, pero se jugó mejor que contra Italia, el funcionamiento mejoró y hay que quedarnos con eso".

"Queda un poco mejor sabor que contra Italia, se dominó, se jugó mejor, se crearon más llegadas, a lo mejor no tan claras pero estuvimos preocupando un poco más al rival. Se mejoró bastante en el funcionamiento, lamentablemente nos sacaron los tres puntos", apuntó.

Cuestionado sobre cuáles son las razones por las que el equipo sencillamente no responde a las expectativas, indicó: "Si tuviéramos la respuesta la podríamos utilizar, pero lo positivo es que se mejoró aunque no nos gusta perder".

Finalmente, de cara al juego del sábado contra Japón, el último de la primera fase, al cual llegan ya completamente sin posibilidades, mencionó que lo van a enfrentar con toda la dignidad posible en busca del triunfo."Vamos a enfrentar a Japón y tratar de ganar, es lo único que está en nuestra cabeza", sentenció.

Notimex