31 de marzo de 2013 / 03:18 a.m.

Los Ángeles  • La actriz estadunidense Jennifer Lawrence compartió que sus padres han sido devital importancia en su trayectoria artística ya que gracias a ellos no se ha convertido en una diva, a pesar del éxito que goza.

Así lo señaló la ganadora del Oscar a Mejor Actriz por su actuación en la película "Los juegos del destino", a la revista "Fabolous", cuya portada del mes engalana.

"Mis padres no me dejarían nunca convertirme en una diva. Me siento muy afortunada, no tengo tiempo para ponerme arrogante", señaló Lawrence, quien en ese orden de ideas, expresó que no le agrada mucho andar por todos lados en zapatos con plataforma alta.

"Cuando tengo que usar tacones, me siento como un ogro gigante. No puedo caminar y me duelen los pies, es incómodo. De por sí ya soy muy alta y si tengo que usar tacones, todos se preguntan si soy jugadora de baloncesto".

Con respecto a las inconveniencias que sufre por ser una persona famosa, declaró que lo único que le agrada y le hace sentir cómoda es estar en los foros o locaciones de filmación:

"El escenario no es un lugar donde me sienta cómoda. Rodando (una película) es donde me siento bien, en ese momento, soy realmente feliz. Cuando me ponen en una alfombra roja me convierto en un perrito chihuahua".

NOTIMEX