25 de agosto de 2013 / 08:10 p.m.

Monterrey.- • A dos años del incendio que acabó con la vida de 52 personas al interior del casino Royale las condiciones de seguridad en inmuebles han cambiado.

Andrés Molina, director operativo de Bomberos Nuevo León, detalló que tras el atentado al centro de apuestas se ha incrementado la seguridad en edificios y en centros hospitalarios de la entidad.

Molina explicó que aproximadamente cada seis meses se proporciona capacitación al personal de las edificaciones y en ellas se les explica qué hacer en caso de emergencia.

El director operativo de Bomberos explicó, en entrevista para Milenio, que algunas de las indicaciones técnicas básicas son la colocación de extinguidores, así como el uso de puertas de emergencia.

Además dijo que cada quince metros debe haber un extinguidor, mientras que cada sesenta metros, se debe colocar una manguera contra incendio en los inmuebles cerrados.

CYNTHIA SALAZAR