1 de diciembre de 2013 / 03:13 p.m.

Banjul.- La luz y el color de Agatha Ruiz de la Prada, el sello sofisticado de Adama Paris y las propuestas vanguardistas de FilipRoth han llenado de magia y estética la segunda edición de la "Gambia FashionNight".En los jardines de un lujoso hotel frente al Océano Atlántico, Gambia ha celebrado su fiesta de la moda, que ha reunido a personalidad del escenario político y cultural.También a los amantes de las tendencias, que ataviados con sus mejores galas, han disfrutado de las creaciones de diseñadores consagrados como la española Ágatha Ruiz de la Prada y del buen hacer de sastres artesanos gambianos.La diseñadora ha traído a la "Gambia FashionNight" una colección impregnada de una estética "ochentera", prendas que recreaban aquellos vestidos pintados a mano con los que debutó. "He querido traer a África prendas que recuerdan mis primeros años en la moda", ha dicho la diseñadora.Con el color como bandera, la propuesta para la próxima primavera-verano 2014 de Agatha Ruiz de la Prada arrancó con un vestido largo blanco con pinceladas rosas.A lo largo de las veinticinco salidas se ha podido ver su universo estilístico, en el que han destacado las estrellas, los corazones, el grafiti, los trazos desiguales y las rayas verticales y horizontales.Coherente y fiel a su estilo, se sucedieron una serie de prendas cómodas, prácticas y optimistas bañadas con una paleta cromática que va desde el rosa fucsia hasta el azul mar, pasando por el naranja, el amarillo limón, el verde lima o el rojo cereza.Diseños atemporales que no pasan de moda, porque las creaciones con sello Agatha Ruiz de la Prada "ni están de moda, ni se pasan de moda", son una apuesta segura de luz y de color que trasmite optimismo.Temporada tras temporada, la diseñadora apuesta por diseños contemporáneos, abstractos, "poperos" y también surrealistas, como un vestido confeccionado con aros teñidos en azul, verde, rojo, naranja y amarillo, diseño que fue muy aplaudido por un público entregado.Esta diseñadora ha conseguido que camisetas, faldas, vestidos, pantalones, americanas y blusas se realcen gracias a sus pespuntes frescos y desenfadados.Y es que esta española ha decidido ser optimista sobre todas las cosas. "Lo mejor es vestirse con prendas luminosos, tan solo se tiene que ver cómo viste la mujer africana", dice.Sobre la pasarela gambiana se ha visto un pequeño testimonio de la creatividad de esta madrileña, que lleva más de treinta años en el mundo de la moda. "Soy una diseñadora con estilo propio que puede gustar o no".Los diseños, la mayoría de ellos con estampados cargados de energía y adornados con divertidas gafas en forma de estrella, empaparon de feminidad la pasarela.Antes, el diseñador polaco Filip Roth subió a la pasarela una colección para hombre y mujer teñida en negro y salpicada por puntos de luz naranja.Con cuero y lana, junto con materiales sintéticos que imitaban la napa, el creador trabajó una abrigada colección en la que sobresalieron unos minivestidos con pespuntes vanguardistas.Por su parte, la diseñadora parisina Adama Paris presentó una serie de vistosos vestidos, de corte "lady"con sutiles apuntes que recreaban la cultura y la estética africana.Junto a las de estos modistos, se vieron las creaciones de diseñadores locales emergentes y sastres artesanos, entre ellos se encontraban dos españolas, Eva Grados y Adriana Garay, que dan vida a la firma Kairó.

EFE.