Joel Sampayo
2 de septiembre de 2013 / 11:11 p.m.

 

Monterrey.- • Cinco años y ocho meses después que fue reportada la desaparición de cuatro jóvenes en el municipio de Santiago, la Procuraduría General de la República envió a un equipo de diez agentes de la Ciudad de México para integrar un equipo de 40 investigadores, quienes rastrearán el fondo de la presa de La Boca.

El acceso a paseantes fue restringido este lunes a la zona de estacionamientos, mientras que buzos del cuerpo de Bomberos de Nuevo León se sumergían a profundidades cercanas a los 40 metros en el área conocida como La Cortina.

De acuerdo a fuentes, la madre de uno de los desaparecidos se habría entrevistado con el procurador para que reactivara la búsqueda de su hijo y otros tres jóvenes que fueron vistos por última vez el 12 de enero de 2008, mientras paseaban en una embarcación en la presa de La Boca.

La denuncia pública presentada en aquel entonces para tratar de localizar a Julio Alberto López, Oscar Chavana Leal, Daniel Treviño Rodríguez y Leonardo Garza González, marcaron el inicio de una ola de desapariciones que se extendió durante cuatro años.

Los agentes de la Ciudad de México se apoyaron con agentes de la Policía Federal, la Ministerial y buzos de Bomberos de Nuevo León, para tratar de localizar cualquier vestigio.

Según personal involucrado en la búsqueda, primero se hizo un rastreo manual y visual, y para los próximos días se integraría equipo especializado, del cual no se adelantaron características.

Mientras fue impedido a los paseantes el acceso a las riveras de la presa, sólo se permitió estacionarse a unos 50 metros de la línea donde los investigadores establecieron sus bases de operaciones.

Los restaurantes operaron normalmente y fueron ofrecidos paseos a caballo a las pocas familias que llegaron durante el día.

El operativo inició a las nueve de la mañana y será suspendido a las 18:00 para continuar este martes.