25 de marzo de 2013 / 12:41 a.m.

Monterrey.- • Con un homenaje póstumo en la Secretaría de Vialidad y Tránsito, fue despedido el agente vial, Héctor Andrés González Trejo, quien falleciera luego de ser atropellado por un presunto federal, la madrugada del sábado.

Pero el mismo se vio interrumpido, casi al final, cuando los ánimos entre los uniformados se calentaron al acusar de abuso de autoridad al director operativo, capitán de corbeta, Francisco de la Paz Molina Villalobos.

El capitán José Guadalupe Ortiz Martínez, al lado del féretro, comenzó a gritar, esto luego de que presuntamente sus mayores los amenazaron con suspenderlos o darlos de baja, en caso de acudir a visitar a los familiares y darle el último adiós a su compañero.

“"Acuérdense de las palabras del director: todos estamos corridos, ¿estamos corridos?, ¿por qué, señor?, usted nos dijo en la mañana prepotentemente que estamos corridos, no estamos en la Marina, ¡se necesita el apoyo!, ¡no tienen por qué estar abusando de nosotros!, no porque tengan el poder"”, expresó.

“"Levanten la mano en apoyo, si ya estamos corridos, ya estamos corridos; el señor, prepotentemente, cada día nos dice que estamos corridos"”, añadió.

Esta situación provocó que al menos unos 30 agentes viales comenzaran a alzar la voz y señalar el maltrato que han tenido desde la llegada de Francisco de la Paz, quien es marino y señalan que no tiene tacto para tratar a la gente.

Los tránsitos informaron que mañana acudirán al Palacio Municipal para pedir a la alcaldesa Margarita Arellanes el cese del mando de Tránsito.

Molina Villalobos negó haber amenazado a los elementos de Tránsito.

Trabajan bajo protesta

Este día, continuaron laborando bajo protesta, pero será mañana cuando darán a conocer toda la problemática que viven dentro de la corporación al acudir al Palacio Municipal.

MARILÚ OVIEDO