Jaime Garza
3 de marzo de 2013 / 09:48 p.m.

 

El delantero Héctor Mancilla calificó de justo el empate que rescató Morelia ante su ex equipo, en una velada que el chileno no olvidará por el cariño con el que lo recibió el Volcán.

 

El chileno sintió algo especial cuando volvió a pisar la cancha en la que alcanzó la gloria en el 2011.

"Es un sentimiento muy especial el que  tengo a este equipo (Tigres), lógicamente que me sentí muy contento por todo lo que me brindó la gente. 

 

"Se siente un poco raro (enfrentar a su ex equipo), acá dejé muy buenas amistades, pero más que nada contento por el resultado del equipo (Morelia) esta noche (ayer).

 

"Creo que el resultado es justo, nos vamos contentos con el punto, ante un rival complicado, Tigres tiene una gran defensa, en el segundo tiempo jugamos mejor y nos llevamos este empate", externó.

 

Avanzada el segundo tiempo, Mancilla gozó de un espacio para probar fortuna frente a Enrique Palos, pero contrario a su esencia, prefirió asistir a un compañero con menos chance de marcar que intentarlo por sí mismo.

 

"Pero lo más importante es que el equipo tuvo un buen desempeño", mencionó en relación a las escasas ocasiones que tuvo para anotarle a Tigres.