29 de junio de 2013 / 12:54 a.m.

El máximo dirigente del Rojo fue rescatado por personal de seguridad privada, mientras medios locales reportaron que habría dos directivos heridos.

Cantero se aprestaba a encabezar la asamblea de socios junto a sus pares en el gimnasio de la sede del club en medio de un clima hostil con cientos de hinchas reclamando su renuncia al considerarlo responsable del descenso de categoría por primera vez en más de 100 años de historia de la institución.

Apenas Cantero tomó la palabra desde el escenario, comenzaron a arrojarle objetos y escupitajos desde los palcos al grito "que se vayan todos y no quede ni uno solo". Pese a ello, el dirigente continuó con la reunión hasta que un grupo de violentos se abalanzó contra él y le arrojaron sillas, según imágenes difundidas por distintos canales locales.

El presidente y sus pares fueron rescatados por la seguridad privada y escaparon por una salida trasera.

Los agresores, que se sospecha son miembros de la barrabrava, consiguieron cortar la señal de televisión.

"Ahora más que nunca no voy a renunciar, voy a seguir", aseguró Cantero en diálogo con radio La Red tras el incidente.

Cantero saltó a la fama cuando al poco de asumir se lanzó a una lucha titánica para expulsar a los violentos del club. Pero su popularidad entró en declive por la pobre campaña deportiva del equipo y hoy es apuntado por los socios como responsable del descenso de categoría.

Ap