5 de marzo de 2013 / 07:54 p.m.

Guadalajara • La distancia emocional y física entre padre e hijos se convirtió en la esencia del filme Tanta agua, cuya historia llegó al FICG, después de su paso por los festivales de Berlín y Cartagena, a fin de encontrarse con el público mexicano y pelear por el reconocimiento al Mejor Largometraje Iberoamericano de Ficción.

"Los festivales son importantes porque hacen el camino de la película, la acercan al público y para eso se hacen. Estuvimos en Berlín, en Cartajena y ahora en México y el festival de Miami, vamos a ir a Tu luz y después veremos que pasa en el resto del año", comentó Leticia Jorge, en entrevista con ¡hey!.

Sobre la recepción positiva que Tanta agua ha tenido en festivales internacionales, la directora comentó que en esencia se debe al tema universal que aborda, "la idea no es romántica, ni determinista, es un momento que plantea una situación universal, como los conflictos con el padre.

"Todos tenemos historias similares y por eso el rodaje fue un proceso raro, tratamos un tema universal desde un lugar personal, contamos una historia chiquita que nos llenó de sorpresas", añadió Leticia, sobre la producción uruguaya, mexicana y holandesa que protagonizó Néstor Guzzini.

Tanta agua ofrece el retrato de un padre que busca un acercamiento con sus hijos, pero la distancia producto de su divorcio impide una comunicación natural durante las vacaciones lluviosas que iniciaron para su reencuentro.

IVETT SALGADO