13 de abril de 2013 / 04:03 p.m.

Monterrey • Los comerciantes desalojados de Morelos volvieron a protestar afuera de la Dirección de Comercio y en los bajos del Palacio Municipal de Monterrey, acusando a las autoridades de no haber cumplido acuerdos.

Los oferentes acudieron desde las primeras horas de la mañana, primero a la Dirección de Comercio, ubicada en las calles Pino Suárez e Isaac Garza, exigiendo ver al titular, Axel Velázquez Sedas, para cumplir con sus pagos mensuales.

En ese lugar alegaron que no se respetaba el acuerdo de reubicación, en el sentido de instalarlos en puntos cercanos a la zona comercial, y retomaron las amenazas, y aseguraron que tomarían otras medidas.

Joel Vázquez, uno de los dirigentes del movimiento, exigía que se les colocara en puntos con flujo de paseantes.

“Queremos que la reubicación sea en las calles aledañas como Padre Mier, las entrecalles, donde hay flujo de gente”, demandó.

La presencia de elementos de la Marina Armada de México hizo que los puesteros molestaran más.

Los uniformados custodiaban al director de Comercio, quien es elemento de esta institución.

Al no obtener una respuesta satisfactoria, los oferentes caminaron hasta el Palacio Municipal de Monterrey, a donde llegaron poco antes de las 11:00, ya con pancartas.

En las cartulinas se leían consignas contra la alcaldesa Margarita Arellanes.

“Que baje Margarita, que baje Margarita”, “Queremos trabajar”, eran los gritos, entre otras frases.

Pasaron los minutos y querían hablar por lo menos con el director de Comercio.

Aunque eran menos que los que protestaron el pasado jueves, sus gritos hicieron retumbar los bajos del Palacio Municipal.

Las escaleras eléctricas de acceso a las oficinas de la alcaldesa, así como los elevadores, fueron flanqueados por elementos de la Policía de Monterrey quienes impedían el paso a los inconformes.

Después aparecieron las mantas y subieron los gritos, hasta entrada la tarde, cuando la alcaldesa recibió a una comisión de inconformes.

IRAM OVIEDO