9 de septiembre de 2013 / 12:55 p.m.

Nezahualcóyotl • Los últimos tres días la señora Erika Almanza casi no ha dormido al ver sus muebles y pertenencias flotando sobre las aguas negras que anegaron su vivienda la tarde-noche del viernes pasado. Ella ve con angustia, junto a su marido, cómo se pierde el patrimonio que les costó muchos años de trabajo.

Ella es una de las 10 mil personas del municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, que resultaron afectadas por la tromba que cayó el viernes pasado en el oriente del Valle de México, que ocasionó inundaciones en esta localidad y en los municipios vecinos de Los Reyes La Paz y Chimalhuacán, así como en la delegación Iztapalapa.

Este domingo su casa, ubicada en la calle Oriente 19 número 333, de la colonia Reforma, zona más baja del municipio según las autoridades, continuaba anegada de aguas negras.

Cansada de esperar a que las autoridades del gobierno del Estado de México o del municipio acudieran a su domicilio para desalojar el agua de su vivienda, ella obligó a varios policías locales a que la auxiliaran, aunque no tenían el equipo necesario.

Erika recordó que la noche del viernes pasado tuvo que caminar desde la avenida Vicente Villada hasta la calle Oriente 19 de la colonia Reforma, donde vive, porque todas las arterias estaban cerradas por la inundación.

“"Cuando llegué vi que mi casa estaba bajo el agua y los muebles flotaban sobre las aguas residuales.

“"Sentí feo, pero lo más angustiante era saber cómo estaban mis padres porque mi progenitor está en silla de ruedas. Afortunadamente estaban en la planta alta y no les pasó nada"”.

Algunos vecinos ya sacaron sus muebles y los tiraron a la basura, sin que sepan si alguna autoridad los apoyará.

Autoridades municipales informaron que en otras siete colonias aledañas ya se desalojó el agua de las calles y viviendas, por lo que se iniciaron labores de limpieza y desinfección.

Las calles que aún permanecen anegadas son de Oriente 16 a Oriente 23, entre avenida Pantilán y Norte 1, en la colonia Reforma.

LLOVIÓ 10 POR CIENTO DE LO QUE CAE EN UN AÑO: ALCALDE

Durante un recorrido por la zona de afectación, el alcalde Juan Zepeda Hernández informó que en total resultaron afectadas 2 mil 800 viviendas, donde viven unas 10 mil personas, de ocho colonias.

Manifestó que de acuerdo con estudios de los técnicos de los diversos organismos del agua, la tarde-noche del viernes pasado se presentó una precipitación de 90 milímetros por segundo, es decir “"en dos horas cayó 10 por ciento de la precipitación pluvial que cae en todo el año en el Valle de México. Ante ello, no hay planeación, protocolos, drenaje y personal humano que puedan superarlo"”.

Indicó que esta es la inundación más severa que se ha presentado en los 50 años de la fundación del municipio. Precisó que de las 2 mil 800 casas anegadas, mil 500 se localizan en la colonia Reforma: mil en Las Águilas y Ampliación Las Águilas; 200, en Loma Bonita, Manantiales, Nueva Santa Martha, y 100, en La Perla “calculamos unas 10 mil personas afectadas en mayor o menor medida”.

El edil perredista dijo que desde los primeros minutos de la contingencia se brinda una ayuda integral a los afectados. “"Se les ha apoyado en reubicar los muebles para que no tuvieran pérdida total, sacamos pertenencias, gente enferma, adultos mayores y a los niños. En total, hicimos 750 viajes en lancha en esta zona, sacando a la gente o trayéndola a su domicilio"”.

Además, dijo, se les está proporcionando alimento, agua embotellada, despensas, así como labores de limpieza y desinfección de viviendas.

Manifestó que se está realizando un censo en todas las áreas que estuvieron afectadas para tener claridad sobre las pérdidas de patrimonio.

“"El censo no ha concluido, está en etapa de elaboración porque hasta hoy pudimos entrar a algunas calles".”

Informó que en la zona aún laboran unas mil 800 personas, mil 350 empleados del ayuntamiento y alrededor de 500 trabajadores más del gobierno estatal.

Estimó que la noche del domingo se logre desalojar toda el agua de las casas y calles, para que los vecinos puedan rehabilitar sus viviendas.

En el municipio vecino de Los Reyes La Paz, más de 800 viviendas resultaron inundadas, 350 casas con afectaciones en su interior y 520 en patios y cisternas, de acuerdo con autoridades estatales.

En Chimalhuacán, el ayuntamiento informó que alrededor de 100 domicilios resultaron afectados y que en 24 de ellos el agua subió a más de un metro de altura.

— HERIBERTO SANTOS