15 de mayo de 2013 / 12:31 p.m.

Desde la infancia, Fernando Moreno Ríos ha sido un ferviente seguidor del América.

En su puesto de tacos y en su casa se respira un aroma al equipo de las Aguilas.

Prácticamente todo lleva los colores de su equipo: los servilleteros, las sillas, los saleros, las cortinas, la sábana, las banderas, las camisetas, las gorras, el reloj, el perfume, incluso su hija lleva por nombre América.

“Desde niño le voy al América, creo que desde que tenía seis o siete años me llamaba la atención que donde jugara el equipo, siempre se llenaban los estadios, además me tocó vivir la época de oro del equipo en los 80”, señala Moreno Ríos.

“Me tocó ver jugar a Carlos Reinoso, a Alfredo Tena, a Vinicio Bravo, aquel equipo ganador en el que estaban Cristóbal Ortega, Norberto Outes, Miguel Zelada, Juan Antonio Luna, un equipo que  nos dio muchas satisfacciones”.

 Hijo del porrista de los Sultanes, Jelipe Moreno, Fernando dice confiar en que los Cremas sacarán de la liguilla a los Rayados y avanzarán a la gran final.

Aunque Miguel Herrera nunca ha sido campeón como técnico, el fanático de las Aguilas admite que El Piojo le ha dado otra vez esa identidad ofensiva que ha sido característica del equipo, además que por tercer torneo consecutivo los tiene en la ronda semifinal.

“Yo creo que ya nos toca…el Monterrey nos ha eliminado ya tres veces en las finales y creo que ahora sí tenemos un equipo como para llegar a la final, creo que la final será América contra Cruz Azul”, señala Moreno Ríos.

“El Monterrey anda muy bien después de que le ganaron a los Tigres y de que ganaron en la Concacaf pero creo que el América puede ganar aquí en el Tec para regresar a jugar allá en el Azteca con más tranquilidad”.

Admite que cuando las Aguilas pierden, su negocio recibe un mayor número de clientes porque muchos van a echarle carrilla y a recordarle la derrota de su equipo.

Expone que en su casa sus hermanos y algunos otros familiares le van a los Rayados, equipo al que le desea suerte pero no en esta ocasión.

En una ciudad donde la pasión por el futbol queda repartida entre Tigres y Rayados, también hay seguidores de otros equipos con el mismo fervor por el balompié.

“Gracias a Dios cumplí años el 9 de mayo y todavía hoy me trajeron un pastel del América, pero creo que el mayor regalo me lo van a dar los jugadores de las Aguilas la siguiente  semana, cuando levantemos el trofeo de campeón”, señala el aficionado.

LA BATALLA

Rayados y América juegan este miércoles a las 21:00 horas el primer partido de la etapa semifinal.

Tomás Víctor López