25 de diciembre de 2013 / 06:45 p.m.

Pese a que no pudo alcanzar el bicampeonato, América vivió un 2013 destacado, en el cual no solo logró el título del Clausura, sino que además confirmó un estilo de juego agradable para el espectador y que catapultó al técnico Miguel Herrera al timón de la selección mexicana.

Luego de dos campañas en las que se había quedado en semifinales, el Clausura 2013 era la última oportunidad que tendría el "Piojo" para hacer campeón al cuadro de las Águilas, ya que de no hacerlo seguramente le iban a dar las gracias.

Para ello, no hizo muchos cambios en un equipo que ya tenía bien comprendida su idea futbolística y solo apuntaló algunas zonas que consideraba no eran del todo sólidas.

Ante esta situación, los de Coapa se hicieron de los servicios del defensa central Francisco Javier Rodríguez, así como del mediocampista paraguayo Osvaldo Martínez y del ecuatoriano Narciso Mina, de quien se esperaba hiciera una mancuerna demoledora con su compatriota Christian Benítez.

De estas tres incorporaciones, fue la de "Maza" la que más aporte tuvo, ya que llegó de inmediato a apropiarse de un sitio en el once titular junto al colombiano Aquivaldo Mosquera y Diego Reyes, quien vivió su torneo de despedida tras ser adquirido por el Porto de Portugal.

Desde el arranque este cuadro dejó en claro que no se permitiría otro fracaso, por lo que con un gran futbol y excelentes actuaciones de su aparato ofensivo, rápidamente fue uno de los marcó la pauta en todos los sentidos.

Una de las primeras metas que lograron en el Clausura 2013 fue ganar los tres "clásicos", frente a Cruz Azul, Guadalajara y Pumas de la UNAM, algo que no lograban desde hacía 16 años.

Como segundos clasificados en la tabla general, los americanistas se vieron las caras en cuartos de final con los "auriazules", equipo al que derrotaron en ambos cotejos. Ya en semifinales, dieron cuenta de Monterrey 4-3 global, para verse las caras con la "Máquina" en la serie por el título.

La eliminatoria no fue fácil para los "azulcremas", que cayeron en la "ida" por la mínima diferencia y se quedaron con diez hombres muy temprano en la "vuelta", además de verse abajo en el marcador, para tener el global en contra por diferencia de dos.

Cuando todo parecía perdido y la suerte había jugado a su favor tras dos disparos al poste, América escribió una nueva página brillante en su historia al empatar a falta de dos minutos y darle la vuelta en tiempo de compensación, con autogol de Alejandro Castro a remate de cabeza de Moisés Muñoz, para obligar a tiempo extra y penales.

Desde la definición de los once pasos, las fallas de Javier Orozco y el propio Castro le abrieron las puertas a Raúl Jiménez, "Chucho" Benítez, Osvaldo Martínez y Miguel Layún, que concretaron sus oportunidades para darle el undécimo título en su historia al América y así empatar a Guadalajara como el más ganador.

Para el Apertura 2013, el plantel fue casi el mismo, solo sufrieron la baja de Benítez, quien se fue al futbol de Qatar con el equipo El Jaish SC, en donde al poco tiempo de su llegada presentó problemas en el corazón que le quitaron la vida el 30 de julio.

El paso del campeón fue prácticamente arrollador, tras posponer sus primeros dos partidos por tener jugadores en la selección mexicana que tomó parte de la Copa Oro; el equipo sumó siete partidos sin revés, con un empate y seis triunfos de manera consecutiva.

Tras perder el invicto ante Santos Laguna, hilvanó cinco partidos sin caer, con cuatro triunfos y una igualada, paso que se vio roto en la visita a Tigres de la UANL, pendiente de la fecha uno.

Para ese momento el equipo ya jugaba con un cuadro alterno, luego que debido al mal paso del Tri en el hexagonal final de la Concacaf que lo llevó a disputar un repechaje ante Nueva Zelanda, Herrera se hizo cargó de la selección con una base de 10 americanistas que cumplieron con el objetivo de amarrar el pase a la Copa del Mundo Brasil 2014.

Y pese a todo, el equipo acabó en el primer sitio de la clasificación con 35 unidades, lo cual le puso como rival en "cuartos" a Tigres de la UANL, con el cual sufrieron mucho al empatar la serie 3-3, siendo los dos goles que marcó como visitante lo que le dio su pase a "semis".

En la antesala de la final tuvieron que venir de atrás para dar cuenta de Toluca, equipo que los supero 2-1 en la "ida", ventaja que no pudieron mantener en el segundo duelo de la eliminatoria y cayeron 2-0 para que los capitalinos calificaran a su segunda final consecutiva.

En la serie por el título no pudieron con un León que fue mejor en ambos partidos, con más contundencia, a diferencia de América, que falló las que generó, principalmente en la persona del ecuatoriano Narciso Mina en el segundo partido, para así quedarse con el subcampeonato.

Además de ese doloroso revés 5-1 en el global para la coronación de "La Fiera", el cuadro azulcrema fracasó en su participación en la Liga de Campeones de la Concacaf 2013-14, donde fueron eliminados en primera ronda, lo cual no le quita méritos al gran 2013 que tuvieron.

NOTIMEX