5 de junio de 2013 / 01:22 a.m.

 Cancún Centro • La Comisión Nacional del Agua informó que la lluvia que ha caído en Cancún desde el fin de semana equivale a 35 por ciento del promedio anual de precipitaciones en el año; el saldo es un hombre ahogado, caos urbano y la suspensión de clases en todas las escuelas.

La Policía Turística reportó esta mañana el cadáver de un hombre cuya identidad se desconoce, en la playa del hotel Westin Laguna, en el kilómetro 12.5 del bulevar Kukulcán.

Era de tez clara y complexión robusta, tenía unos 40 años de edad. Médicos del Forense señalaron que no presentó signos de violencia y murió asfixiado por inmersión en el mar.

La Procuraduría de Justicia señaló que el finado no respetó la bandera roja colocada en la playa y al entrar al mar, el oleaje derivado lo arrastró y provocó que se ahogara.

En esta ciudad porteña las lluvias causaron inundaciones que alcanzaron niveles de cinco a ocho metros en la zona hotelera y áreas urbanas bajas, informó la dirección de Protección Civil.

La secretaria de Educación Pública, Sara Latife Ruiz, informó que las lluvias e inundaciones obligaron a suspender clases este martes en las escuelas públicas del turno matutino en Benito Juárez y Cozumel, en Solidaridad e Isla Mujeres se mantuvieron a criterio de padres de familia y maestros.

En Cancún, donde el problema de inundaciones de calles y avenidas es mayor, la suspensión de clases se extendió a colegios particulares y universidades e institutos de educación superior como La Salle y la Universidad Tecnológica de Cancún.

Si bien en las instalaciones escolares no se reportan inundaciones, el acceso a los planteles es problemático, con el servicio de transporte funciona parcialmente y las calles están anegadas.

Muchos padres que llevaron a sus hijos a la escuela, optaron por regresar bajo la lluvia, el anuncio de suspensión de clases se anunció por la mañana, a la hora de entrada a clases, a través de la radio local.

Las inundaciones causaron la suspensión de gran parte del transporte urbano, sobre todo en rutas de zonas marginadas en las que ni siquiera hay pavimento. En zonas bajas, como fraccionamientos de Tierra Maya, todas las calles de acceso están bajo el agua.

Este martes las inundaciones afectaron a la zona hotelera de Cancún, donde tramos del bulevar Kukulcán, principal avenida del área, fueron cerrados al tránsito, las autoridades recomendaron no circular en autos particulares y dar preferencia al transporte público.

En Playa del Carmen, también se registraron copiosas lluvias, pero la situación se reportó en niveles de normalidad.

El temporal en Quintana Roo desde el sábado es generado por un sistema de baja presión que podría evolucionar hacia una depresión tropical. Hasta ahora no se ha confirmado nada.

Por otro lado, bajo la primera onda tropical que flagela al Caribe mexicano y con ocupación hotelera de 78 por ciento, el secretario de turismo, Juan Carlos González, instaló el Comité de Atención a Turistas en caso de Huracanes y otras contingencias, que auspicia el gobierno de Quintana Roo, en coordinación con hoteleros, servicios turísticos y consulados extranjeros.

A su vez el presidente de los hoteleros, Roberto Cintrón, abordó el problema de eventuales daños a playas y recordó que ellos hacen desde 2009 un pago adicional de 25 por ciento del Impuesto de Zona Federal Marítimo Terrestre, para financiar el mantenimiento de playas.

— FERNANDO MERAZ