3 de enero de 2013 / 03:56 p.m.

Monterrey • Después de que el año pasado llegara en segundo lugar, este año Dionisio Mendoza Moreno hizo fila afuera del Pabellón Ciudadano desde las nueve de la mañana del 31 de diciembre y se convirtió en el primer ciudadano en pagar el refrendo, pero ahora no hubo moto.

Dionisio Mendoza duró dos días haciendo fila y a las 8:30 horas de ayer fue el primero en cumplir, y antes de retirarse, cuando se pensó que pudieran obsequiarle una motocicleta, como ocurrió el año pasado, recibió un abrazo del actual director del Instituto de Control Vehicular, Juan Ernesto Sandoval, y eso sí, una dotación de natillas.

La otra cara de la moneda la presentó el 2 de enero de 2012 el entonces director del Instituto de Control Vehicular, Pedro Morales Somohano, quien arrancó el programa de cobro del refrendo con el regalo de una motocicleta al primer contribuyente que realizó su trámite.

Hace un año el agraciado fue el ciudadano, Jesús Moreno Puente, quien le ganó en la fila a Dionisio Mendoza, quien fue el segundo en esa ocasión, y ahora el primero.

Después de estar dos días haciendo fila, Dionisio Mendoza comentó que fue testigo de ciudadanos que acudieron a pagar el refrendo del 2012 a última hora.

“"Ayer me di cuenta aquí afuera en la puerta del Pabellón que vino gente de último minuto, de última hora, e inclusive ya estaba cerrado aquí, no había servicio para nada, a pagar el refrendo del 2012, y caray, pues cada quien su onda, pero un año para pagar un refrendo como que es demasiado"”, dijo Dionisio.

Mendoza Moreno exhortó a la población a acudir a cumplir con el pago de este impuesto para que se quiten de problemas todo el año por esta causa.

RICARDO ALANÍS