23 de septiembre de 2013 / 09:19 p.m.

Una patada que recibió en el juego ante las Chivas le romperá una larga racha de partidos disputados con el León de manera ininterrumpida. Afortunadamente para el jugador no hay una lesión grave y con reposo podrá estar de nuevo a las órdenes de su equipo a partir de la próxima semana.

El golpe que lo dejó fuera de circulación sobre la hora de juego el sábado pasado fue de Marco Fabián un tipo que estaca por su calidad técnica y su gran nivel futbolístico y no por ser un elemento que esté golpeando a sus rivales.

Por tal motivo El Aris se sintió extrañado por el accionar del diez de Chivas y también del árbitro de ese encuentro Marco Rodríguez de quién dice le dio la libertad de golpear a todos de manera indiscriminada.

"La verdad mal, la verdad fue una patada, para mi entender, no sé si para quitarme la pelota porque yo la llevaba en la izquierda, espero o me imagino que no sea de mala leche pero también el árbitro (Marco Rodríguez) que lo dejó dar de patadas, estar pegando.

"Ahora resulta que Marco Fabián es leñador.

"Igual es parte de la frustración (de Marco Fabián), no sé. El equipo hizo muy buen partido en lo general, creo que salimos en buen momento y se nos dieron las cosas", comentó en exclusiva para el programa de La Afición León.

El siete verdiblanco no trabajó ayer con el resto del equipo pues desde temprano se reportó a los trabajos de recuperación con el fisioterapeuta Alfredo Limón y posteriormente realizarse la resonancia magnética.

Los resultados de los estudios arrojaron una hinchazón de los ligamentos del tobillo y descartaron algo mayor. En pocas palabras sólo se manifestó la inflamación del tobillo por el golpe que recibió, en una zona que ya había dado problemas al jugador desde hace dos partidos cuando enfrentaron a Chiapas.

El Aris es uno de los pocos elementos del cuadro que alinea constantemente Gustavo Matosas, y aunque no le gusta perderse ningún juego, y menos ahora que los verdes están peleando por cosas importantes, no le guarda resentimiento a Marco Fabián por haberlo pateado y provocado su salida.

"No, sin rencores son cosas que se quedan dentro de la cancha y nada más".

El Aris no considera que su equipo vaya a solicitar la inhabilitación del jugador de Chivas y por el contrario le deseó suerte ahora como seleccionado nacional

"No creo que hagan eso, son cosas circunstanciales y le deseo lo mejor a él (Marco Fabián) y la selección".

La recomendación médica es que no se le arriesgue en el juego inmediato de la fiera ante Cruz Azul y para tal efecto no verá acción el sábado ante Cruz Azul. El siete verdiblanco cree que por las condiciones actuales que vive el plantel Onay Pineda será el que ocupe su lugar.

"De Onay (Pineda) lo más seguro porque es un buen jugador y porque la lesión que tiene Iván Pineda no creo que vayan por él", finalizó.

Francisco Vela