28 de febrero de 2013 / 10:33 p.m.

Tras obtener el pase a los Cuartos de Final dentro de la Copa MX con su empate a uno frente a los Pumas de la UNAM, el Puebla de La Franja retomó de inmediato sus labores para continuar el detalle de su siguiente encuentro en la Liga MX ante los Panzas Verdes de León, donde la consigna no es otra más que la de sumar los tres puntos, según reveló el delantero de la escuadra, Isaac Romo.

"Contentos porque se logró un objetivo que era avanzar en la Copa, se tomó con mucha seriedad todos los partidos, todavía nos queda uno, pero por lo menos ya está ese objetivo, ya calificados, ahora a pensar en León nada más, tenemos que mentalizarnos que nos urgen esos tres puntos que van a ser muy importantes en nuestras aspiraciones".

Destacó que si bien están lejos del último lugar de la porcentual: los Gallos del Querétaro, la misión de lograr la permanencia aún no está del todo cumplida, sin embargo saben que existen mayores posibilidades de éxito y de ahí también que se tenga en mente el boleto por la disputa a la liguilla.

"Vamos de abajo hacia arriba, primero estamos volteando hacia abajo para salir de ahí, los resultados, partido a partido, nos van a dar para pensar en más".

Dijo que pese al dolor que el traspié del fin de semana anterior a manos del Monterrey les dejó, el transe está plenamente superado y para ellos no hay más que reponer los puntos perdidos, ante un buen sinodal como será el cuadro leonés, pero con la seguridad de que el trabajo y lo hecho semanas atrás dará buenos resultados.

"Eso tiene el equipo de bueno, que rápido nos reponemos de una victoria, no nos quedamos en las nubes, como de una derrota, rápido lo asimilamos, vimos lo que hicimos mal, que fueron muchas cosas, rápido cambiamos el chip, pensamos en Pumas, lo hicimos bien y ahora a pensar en León".

Por último, Romo dejó en claro que es momento de aprovechar el mal momento que viven los esmeraldas, pero sin confiarse en lo más mínimo, pues así como los Rayados reaccionaron, los del Bajío podrían hacer lo propio, cuestión que el equipo no debe permitir y de ahí que la concentración sea una prioridad.

Edgar González