27 de agosto de 2013 / 04:56 a.m.

El ex campeón de los pesos pesados Mike Tyson aseguró que está a punto de morir por sus problemas con las drogas y el alcohol. "Quiero vivir mi vida estando sobrio. No quiero morir. Estoy a punto de morir a causa de mi alcoholismo", explicó el ex boxeador en el programa Friday Night Fights de la cadena ESPN

"A veces soy una mala persona. Hice muchas cosas malas y quiero que me perdonen. Espero que la gente lo haga. Quiero cambiar mi vida, ahora quiero vivir de otra forma", explicó Tyson, que ahora trabaja como promotor, en una intervención ante la prensa.

Mike confesó ser un adicto a ciertas sustancias nocivas, pero confió en poder desintoxicarse. "Llevo seis días sin beber ni tomar drogas; para mí eso es un milagro", reveló. "Mentí a todo el mundo, diciendo que estaba limpio. Pero no lo estoy. Hoy es mi sexto día. No voy a volver a hacerlo nunca más", aseguró.

Redacción