13 de agosto de 2013 / 01:24 p.m.

Monterrey • Para la Asociación de Distribuidores de Materiales para la Construcción, el aumento a la tasa del Impuesto sobre Nómina (ISN) ha sido uno de los factores para que estos comercios tomen medidas, como los despidos.

Malaquías Aguirre, presidente de este gremio, señaló que aún no han tenido una respuesta de la autoridad sobre los casi 90 amparos correspondientes a los negocios del gremio contra el aumento del 50 por ciento del ISN, pero de ser rechazados acudirían con las instancias posibles para lograrlo.

"La esperanza es lo último que muere (…) iremos a la siguiente etapa y ya estamos al borde de casi protestas y de manifestaciones que creo que se van a dar si seguimos teniendo la presión por la inseguridad en los negocios.

"El sector está emproblemadísimo porque la economía ha bajado y el poder de compra de la gente también, y a eso le cargas más impuestos", explicó.

Las empresas distribuidoras de materiales emplean desde 12 hasta 800 trabajadores.

"Por ejemplo, para un negocio que emplea a unas 120 personas en promedio, cada mes pagaba unos 20 mil pesos; sin embargo, ahora con la aprobación del aumento al ISN se eleva a 30 mil pesos.

"El costo que tendrá para cada empresa un amparo ronda entre los 12 o 15 mil pesos", mencionó.

Respecto a los amparos que han sido rechazados, el líder empresarial criticó que la autoridad haya tomado esta decisión, y reiteró que de conocer un rechazo a los amparos presentados, darán pelea por la vía legal.

Aguirre explicó que en este primer semestre, la demanda de materiales para construcción ha caído aproximadamente 30 por ciento -descenso que ha comenzado desde el año pasado- por lo que los márgenes de sus ganancias han bajado.

"Hay muchas empresas que están a punto de la quiebra no nada más por este asunto del Impuesto sobre Nómina (…), varios factores están pegando".

La menor demanda se ha acentuado de manera indirecta por la crisis que padecen las compañías constructoras de vivienda y la menor fluidez de recursos federales para obra pública.

La Asociación de Distribuidores de Materiales para la Construcción en Nuevo León cuenta con cien socios activos.

El representante del gremio comentó que este nicho ha sido afectado a nivel nacional, ya que por ejemplo, de los mil 500 distribuidores de varilla o alambrón que había en el país al cierre de 2012, se estima que a junio de este año sólo haya 800; es decir, una caída de 46 por ciento.

MILENIO Monterrey publicó que en el primer semestre del año, el precio del cemento cayó 3.66 por ciento; en el caso de la varilla, 4.6 por ciento, y en el del alambre y alambrón el decremento fue de 2.37 por ciento, según datos de INEGI.

ALEJANDRA MENDOZA