— DANIELA MENDOZA
15 de enero de 2013 / 03:28 p.m.

Monterrey  Adrián Javier murió protegiendo a su novia de las balas, huyendo de las autoridades que los perseguían, en uno más de los “errores” cometidos por los supuestos guardianes del orden.

Estudiante de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, aficionado de los Tigres e integrante de un grupo apostólico de la Iglesia católica, su vida terminó la noche del pasado 13 de enero acribillado por las armas largas de policías de Santa Catarina.

Así lo explica su hermano Ubaldo Arturo, mayor que él y quien señala que la gran aspiración del aspirante a ingeniero era ser como su padre y terminar pronto su carrera universitaria.

“Iban saliendo de una fiesta e iban a dejarla a su casa, y ven que pasa una patrulla con las luces apagadas; entonces mi hermano le comenta a ella: ‘se me hace muy raro que pase una patrulla es estas horas, con las luces apagadas y muy despacio’, entonces, ven que la patrulla los empieza a seguir.

“Mi hermano vio peligro, trató de protegerla y él siguió avanzado; la camioneta al parecer lo siguió por tres cuadras; preocupado por su novia, por él, huyó, trató de llegar a la casa de la muchacha para ponerla a salvo”.

Adrián chocó con una camioneta y fue ahí cuando los rafaguearon.

“Mi hermano le gritó ‘al suelo’ (a su novia), la aventó hacia la parte de abajo; mi hermano la cubrió con sus brazos, con su cuerpo, hasta el último momento; hasta la última bala que ella escuchó, ella nada más sintió un ligero rasguño en los brazos, al parecer una bala.

“Donde se levantó, ella ve a mi hermano recargado en el asiento, con balazos en el pecho, en la pierna y le salía sangre por la oreja; en ese momento Gladys sale del carro y los policías le gritan que porqué estaban huyendo, ella dice: ‘¿Qué les ocurre? ¿Por qué disparan? ¡Somos una pareja, me está llevando a mi casa!”.

La joven relata que los uniformados la trataron de un modo déspota y la apartaron de su novio aunque éste estaba agonizando.

Ubaldo exigió a las autoridades que haya justicia y se sancione debidamente a los policías por su accionar.