10 de abril de 2013 / 05:10 p.m.

Chilpancingo • Tras la ejecución de cinco hombres y el anuncio de una limpia entre grupos delictivos, el presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, solicitó el respaldo del gobierno federal para contener una escalada de violencia.

Al ser cuestionado sobre la ejecución de cinco hombres durante la madrugada de hoy en el puente Ayutla, el primer edil reconoció que por los mensajes abandonados en dicho lugar, se advierte de una confrontación muy violenta entre grupos delictivos antagónicos.

En consecuencia, anticipó que necesitará de todo el apoyo que pueda otorgar el gobierno estatal y la federación, por eso ya solicitó una reunión con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero.

Cuestionado sobre la presencia en la capital de más de dos mil elementos de la Policía Federal, Moreno Arcos señaló que éstos no tienen la tarea de vigilar la ciudad.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN