REDACCIÓN
23 de agosto de 2013 / 07:31 p.m.

Guadalupe • El alcalde de Guadalupe, César Garza Villarreal, deslindó de cualquier responsabilidad a sus policías ante la muerte de un hombre que desapareció días después de haber sido detenido por dichos elementos.

En rueda de prensa, aseguró que el señor Eustacio Sorola Hernández de 59 años, fue liberado por el juez calificador horas después de haber sido detenido por faltas administrativas en la colonia Zozayita, donde tenía su domicilio.

 

Detalló que fue poco después de las 03:00 horas cuando se perdió contacto oficial con el señor, una vez que fue dado de alta de la Cruz Verde municipal.

 

César Garza Villarreal refirió que una semana después los familiares se presentaron en la Secretaría de Seguridad Pública municipal para reportar la desaparición del hombre.

 

Dicha situación fue el pasado 7 de agosto y fueron atendidos por el coronel Enrique Sanmiguel.

""La Policía municipal de Guadalupe se une a la pesquisa, a internar ubicar el paradero del señor Eustacio Sorola y no teniendo éxito en la ubicación con vida del ciudadano en cuestión.

 

""Posteriormente, un servidor, también me reuní la semana pasada con los familiares quienes me señalaron por primera ocasión que la presunta posibilidad de que una persona que había aparecido sin vida fuesen los restos mortales de su familiar Eustacio Sorola Hernández"", indicó el edil.

 

Posteriormente, señaló que el día 15 de agosto a las 15:14 horas, la unidad 137 de policía fue abordada por un ciudadano quien les indicó que sobre la brecha del río Santa Catarina estaba un cuerpo en estado de descomposición, semidesnudo y en calidad de desconocido.

 

Después, el día 21 de agosto se contactó vía telefónica a uno de los hijos indicándole que habían recibido una llamada de autoridades del hospital Universitario confirmando que el cuerpo pertenecía a Sorola Hernández.

 

Finalmente, el alcalde guadalupense dijo esperar que la Procuraduría de Justicia les confirme de manera oficial la identidad del ahora occiso.