28 de junio de 2013 / 12:52 a.m.

Chilpancingo de los Bravo • El alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos reconoció que la caravana convocada por la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) está dentro del marco legal, pues ya aclaró que sus contingentes no entrarán armados a la ciudad.

En el centro de la ciudad, el primer edil manifestó que observa con respeto la movilización que anuncia para el lunes 1 de julio la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG), a petición delConsejo Ciudadano por la Seguridad (CCS), integrado por diferentes organizaciones de empresarios.

Manifestó que ha dado las indicaciones necesarias para que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) aporte resultados positivos en cuanto a la prevención del delito, para mantener la confianza de organismos como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Nosotros en coordinación con el gobierno federal y estatal, buscamos la posibilidad de ofrecer la seguridad que los ciudadanos exigen, ese es nuestro trabajo”, indicó.

Reiteró su disposición de respetar el derecho a la manifestación de las organizaciones, pero más aún, reconoció el hecho de que la UPOEG a través de su dirigente, Bruno Placido Valerio haya aclarado que llegarán a la ciudad sin armas.

“Esto se encuadra dentro de lo que permite la Constitución General de la República, yo no puedo más que tener un respeto absoluto y generar condiciones para que se pueda hacer una marcha en tranquilidad, en paz”, apuntó.

Reconoció que en materia de seguridad pública siempre se trabaja contra reloj, por esa razón es que se implementan acciones emergentes que permitan tener resultados en lo inmediato, pero sin perder de vista metas concretas para el mediano y largo plazo.

— ROGELIO AGUSTÍN