19 de marzo de 2013 / 09:04 p.m.

Tras la ubicación de Ángel Samuel Ruiz, un niño autista de 10 años quien se había extraviado en este municipio, Pedro Salgado resaltó la capacidad de reacción de búsqueda de menores con dicho código y dijo que no es una iniciativa cerrada para alcaldes del PAN o del PRI.

 

Monterrey • La seguridad de los niños no es botín político de ningún color partidario, indicó el alcalde de San Nicolás de la Garza, Pedro Salgado Almaguer.

En entrevista con Milenio Radio Monterrey, tras reflexionar sobre los resultados obtenidos en la búsqueda de menores desde que en febrero de este año se puso en marcha el protocolo Código Esperanza entre alcaldes panistas, señaló que la desaparición de niños no tiene límites de ningún municipio y no tiene colores.

Y es que, a raíz de la desaparición y ubicación efectiva del niño Ángel Samuel Ruiz se ha planteado la necesidad de extender la aplicación de dicho código a otros municipios de Nuevo León, pues hasta hoy sólo está vigente en Monterrey, San Pedro, San Nicolás y Santa Catarina.

En entrevista con Azucena Uresti, Salgado Almaguer aseguró que ya sostiene conversaciones con otros ediles para ampliar la red de búsqueda de menores y coadyuvar en sus tareas a la Policía.

Señaló que ha visto interés por parte del alcalde de Escobedo, César Cavazos (PRI), para aplicar el sistema en su municipio.

El Código Esperanza es una variación del demorado Código Ámbar de búsqueda y fue una iniciativa de alcaldes del PAN de la zona metropolitana de Nuevo León y que hasta la fecha ha servido para resolver cuatro casos de desaparición de menores.

El niño Ángel Samuel, un pequeño de 10 años del municipio de San Nicolás y que padece de autismo, fue encontrado luego de 17 horas de búsqueda tras haberse activado la denuncia de desaparición por parte de su madre. Al final, el niño volvió a su casa esta madrugada junto a su padre, quien se lo había llevado al trabajo sin comunicárselo a su esposa.

De cualquier modo, el hecho sirvió para poner a prueba la capacidad de reacción y coordinación de las autoridades de San Nicolás, la Policía, los medios de comunicación y la ciudadanía, pues el protocolo implica la respuesta inmediata y el apoyo de la población. El modo de trabajo consiste en presentar la denuncia de desaparición del menor ante las autoridades del municipio, ya sea en persona o llamando a la línea 066, teléfono habilitado para los cuatro municipios adherentes al plan.

Es importante facilitar a las autoridades una fotografía lo más actualizada posible del menor desaparecido. Luego, los medios de comunicación y la ciudadanía ayudan a hacer circular la información de la búsqueda, mientras que la Policía del Estado y la Civil realizan las labores de patrullaje, donde lo importante es que pase el menor tiempo posible entre la desaparición del menor y la presentación de la denuncia.

El alcalde de San Nicolás dijo estar confiado en los resultados del protocolo y de que más alcaldes se sumarán.

REDACCIÓN