SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS
30 de agosto de 2013 / 12:49 p.m.

Monterrey • Como se veía venir, los alcaldes del área metropolitana que militan en el Partido Acción Nacional no acudieron a la mesa de coordinación con el Gobierno del Estado, a dos semanas de haberse levantado con el argumento de que el diálogo no servía para nada pues no había seguimiento ni se respetaban acuerdos.

 

Sin embargo, esto generó contradicciones entre los munícipes de Acción Nacional y la Secretaría General de Gobierno sobre cómo procederá la comunicación institucional en delante.

 

Por la mañana, titular de la dependencia estatal, Álvaro Ibarra Hinojosa, dio a conocer una supuesta comunicación que habría enviado el dirigente estatal del PAN, José Alfredo Pérez Bernal, en la que notificaba al estado que los alcaldes utilizarían como intermediario al partido para presentar cualquier petición o inquietud ante el Estado.

 

Los panistas optaron por no hacer ninguna declaración durante la mañana y simplemente no se presentaron a la cita.

 

Por lo pronto, según declaró Ibarra Hinojosa, el presidente de Acción Nacional en Nuevo León, José Alfredo Pérez Bernal, confirmó que todo se haría mediante el partido.

 

"Ayer me comunica el presidente del partido que las peticiones o algún asunto que traigan con el estado con cualquier área me las harán llegar por escrito vía partido, así lo han decidido ellos pero yo insisto que las puertas están abiertas y en el momento que quieran volver a la mesa con todo gusto serán bienvenidos", dijo.

 

En esta ocasión sólo acudieron los alcaldes que militan en el PRI, es decir, César Garza, de Guadalupe; Raymundo Flores, de Apodaca; César Cavazos, de Escobedo; Emeterio Arizpe, de Cadereyta; Jesús Hernández, de García, y también del PT, Homar Almaguer.

 

Aclaró que la ausencia de los albiazules no representa ninguna crisis política pues el dialogo de trabajo permanecerá.

 

"Esta no es una mesa de diálogo político, esas se hacen con los partidos políticos, esta es una mesa de trabajo donde venimos a trabajar, no tenemos roto el dialogo".

 

Sin embargo, horas más tarde, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, contradijo al secretario de Gobierno y aclaró que serán los ediles y no el partido quienes traten los temas de coordinación.

 

Dijo desconocer por qué Ibarra Hinojosa emitió ese comentario y para evitar confusiones subrayó que los asuntos del partido y de los municipios son independientes.

 

Sin embargo reiteró que o acudirán a las mesas que han llamado "de simulación" hasta que cumplan sus condiciones.

 

"Desconozco cuál sea la postura del secretario general de Gobierno, sin embargo, nosotros los alcaldes estamos actualmente construyendo las condiciones con el Estado para poder retomar estas mesas y que sean efectivamente de trabajo, pero somos directamente los alcaldes, el partido tendrá sus temas que habrá de construir y que habrá de analizar el secretario general de Gobierno.

 

"Que nadie se confunda, temas del partido los ve el presidente del mismo y los temas municipales lo ven los munícipes", dijo.

 

Las condiciones que ponen los alcaldes del PAN son implementar mecanismos de seguimiento a los resultados para así medir la efectividad de las reuniones de alcaldes metropolitanos.

 

"Me parece que el secretario está en una imprecisión, los temas del partido los ve el partido, los temas de los presidentes municipales los vemos directamente nosotros y más en el ámbito de la colaboración", señaló.