10 de septiembre de 2013 / 03:18 p.m.

Blanca Celia Flores Madrigal expresó que buscarán una solución para el problema en la Casa Hogar Consuelo, donde se constató que opera en condiciones inadecuadas.

Monterrey • La alcaldesa de Cerralvo, Blanca Celia Flores Madrigal, dijo que desconocía las condiciones en que opera la Casa Hogar Consuelo, y aseguró que hoy buscará un acercamiento con el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores y la Procuraduría de la Defensa del Adulto Mayor para dialogar sobre la problemática.

“Yo ahorita me sumo al llamado de la comunidad, y como bien lo saben, el municipio no está facultado por la ley para cerrar, pero aquí estamos, y hoy estaré buscando un acercamiento con el Inapam y la Procuraduría de la Defensa del Adulto Mayor, para solicitarles su intervención y ponernos a su disposición”.

Flores Madrigal indicó que fue en el pasado mes de enero cuando el municipio, a través de Protección Civil, realizó una inspección en el lugar, y en ese momento reunía los requisitos para operar.

“En el mes de enero se hizo la revisión a este lugar, y ya tocaba darnos la vuelta y nos vamos dando cuenta de este problema. Yo me uno a los ciudadanos para exigir y decirles en todo momento si las cosas están mal, que se cierre el lugar”.

La alcaldesa manifestó que el municipio no está facultado para regular el aspecto de salud en este tipo de casas hogares, pero dijo que se pondrá en contacto con las autoridades federales y estatales para ver en qué pueden colaborar.

“La ley no me lo permite, sin embargo, con el gran corazón que la alcaldesa tiene, aquí estoy. Yo me sumo a este problema (…) No pueden estar en estas condiciones mis adultos mayores”.

Dijo que ayer, al conocer la problemática difundida por MILENIO Monterrey, tuvo un acercamiento con la señorita Laura Vela, de la Casa Hogar Consuelo, a quien le pidió toda la papelería.

Este medio dio a conocer la historia de una señora que, al ver los maltratos que sufrían las personas de la tercera edad en ese lugar, optó por escapar y dar cuenta a las autoridades.

En una visita al lugar por parte de la delegada del Inapam, Sonia González, se constató que las condiciones son inadecuadas y que los abuelitos se encontraban solos, pues la encargada estaba en una casa contigua.

De igual forma, se corroboró el señalamiento de la señora María Luisa González Carmona, de que a los adultos mayores no se les da agua por periodos de tiempo prolongados para evitar que se orinen.

REDACCIÓN